Quantcast

Podemos reivindica la reforma de la ley del aborto para que se prime este derecho sobre la objeción de conciencia

La coportavoz estatal de Podemos, Isa Serra, ha apoyado la reforma de la ley del aborto que pretende el Ministerio de Igualdad y ha calificado de fundamental regular la objeción de conciencia para que prime ante todo el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo.

«Pese a los intentos de PP y Vox de que volvamos al pasado, vamos a seguir avanzando, por medio del Ministerio, para la garantía de los derechos sexuales y reproductivos», ha señalado.

En rueda de prensa en la sede del partido este lunes, Serra ha explicado que mañana es el día mundial de la acción global para el derecho al aborto y que para su formación es «muy importante», porque es un derecho que «por diferentes circunstancias en el país aún no está garantizado como debería de estar».

«Eso implicaría que el aborto se practicara en la (sanidad) pública, que la objeción de conciencia no perjudicase a las mujeres que tienen derecho a decidir sobre su propio cuerpo y que no se fomente por parte de poderes públicos, del conjunto de las instituciones, la culpa y las tutelas sobre las mujeres y el derecho a decidir sobre sus cuerpos», ha ahondado.

Por eso, ha indicado que es una «buena noticia» que el Ministerio de Igualdad esté «empujando esos cambios» para reformar la ley del aborto, sobre todo en dos cuestiones «importantísimas».

Una tiene que ver con la regulación de la objeción de conciencia, para que «no se ponga por delante del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo». El otro área fundamental es avanzar en la educación sexual de cara a «acabar con el odio a las personas LGTBi, para que se garantice la educación en igualdad pero también para que las mujeres tengan derecho a decidir con toda la información y sin culpas».

«GRAVÍSIMA» ACTITUD DE AYUSO

A renglón seguido, Serra ha lamentado que durante estos días ha escuchado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y «también a la ultraderecha atacar los derechos de las mujeres», como cuando la mandataria madrileña calificó de «fracaso» el aborto.

«Es algo gravísimo», ha exclamado la dirigente de Podemos para remarcar que su obligación, como presidenta de una comunidad autónoma, es precisamente «garantizar ese derecho». «Y la ultraderecha sale diciendo que somos brujas como en la edad media por defender derechos como el derecho a decidir sobre nuestros propios cuerpos», ha espetado.