Quantcast

La venta de deudas es una vía alternativa de financiación para particulares y empresas

En España, vender una deuda es una salida ante la falta de liquidez a la que acuden cada vez más ciudadanos. De esta manera, el acreedor puede recuperar parte de una cantidad que había dado por perdida y obtener fácilmente un capital que le permita financiar otra inversión.

Una atención eficiente y honesta ofrece la plataforma digital Debtalia para ejecutar este proceso en todo el país, como una vía segura intermediaria entre quienes deseen liberarse de una cantidad impagada difícil de recuperar y aquellos inversores interesados en obtener la cesión de alguna cantidad pendiente.

A través de la página web de esta empresa, el alta de la deuda se puede iniciar inmediatamente, con el pago de una cuota única de 19 euros para que la propuesta sea publicada en el portal, donde inversionistas de todo el territorio nacional captarán las ofertas que les sean más atractivas.

¿Cuáles son los requisitos que debe reunir un acreedor que quiera vender su deuda?

De acuerdo con los expertos de Debtalia, el primer requisito con el que debe cumplir el vendedor es que su deuda sea demostrable. Facturas, albaranes, contratos, burofaxes, una sentencia judicial, hasta respaldos provenientes de WhatsApp resultan válidos y necesarios para respaldar la existencia y cuantificación del saldo.

Una vez que el vendedor introduce los datos en un formulario disponible en la página web, la plataforma validará la información y publicará la deuda que debe estar expresada únicamente en dinero. Gabinetes jurídicos y empresas dedicadas a la inversión indagan de manera frecuente en el portal para adquirir algunas de estas ofertas.

El proceso de compraventa culmina cuando se firma entre las partes la cesión de los derechos de cobro, a través de la cual el inversor se convierte legalmente en el propietario de la deuda e inicia los trámites necesarios para que se ejecuten los pagos. Una de las ventajas que ofrece este proceso de venta de deudas es que puede realizarse la oferta a través de Debtalia mientras, por otro lado, se reclama la cantidad de dinero judicialmente a través de un bufete de abogados o una empresa de recobros.

Facilidad y seguridad durante el proceso

La simplicidad con la que se ejecuta la venta de una deuda no implica ningún problema legal ni fiscal. El contrato de cesión de crédito puede firmarse en notaría o de forma privada, más confidencial, con el respaldo del pago total e inmediato de la cantidad ofertada.

Con la asesoría integral del equipo de gestores de Debtalia, la confiabilidad del procedimiento de venta de deudas está garantizada. Este proceso constituye una manera sencilla de recuperar dinero que se daba por perdido, para que ese capital pueda ser utilizado para financiar otros proyectos y oportunidades de negocio.