Quantcast

El PP afea al Gobierno que se «empecine en el error» de que no hay que cambiar la ley tras el fallo del TC

El secretario de Justicia e Interior del PP, Enrique López, ha criticado este lunes que el Gobierno liderado por Pedro Sánchez, tras el fallo del Tribunal Constitucional sobre el primer estado de alarma, se «empecine en el error» y siga en la «testarudez» de que no hay que cambiar y adaptar la legislación para afrontar la lucha contra la pandemia.

De esta forma ha respondido al ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, quién aseguró en una entrevista en ‘El País’ que «no hay que tocar la Constitución ni las leyes», tras la sentencia del TC. «El Constitucional no ha tumbado la respuesta jurídica. Las medidas resultaron eficaces. Las leyes fueron suficientes. De hecho sirvieron para luchar contra la pandemia en los momentos más duros. Lo que ha hecho el Constitucional es debatir sobre el paraguas jurídico», afirmó.

López ha señalado que ahora mismo las autonomías están adoptando medidas como el toque de queda que son «limitaciones intensas de la movilidad y la circulación nocturna», teniendo como base el artículo 3 de la Ley Orgánica de Medidas Especiales en materia de Salud Pública de 1986 y que a su juicio no tiene «calidad suficiente» para limitar derechos con esa «intensidad».

«Decir que no hay que reformar eso es sencillamente empecinarse en el error y seguir en esa testarudez en la que lleva instalado desde hace año y pico el Gobierno», ha asegurado, para añadir que es una «mala noticia» una persona como Bolaños, que parece estar llamada a ser «una persona importante en el Gobierno» se pronuncie en esos términos.

PIDE UNA LEY DE PANDEMIAS COMO LAS DE OTROS PAÍSES

Tras asegurar que su actitud el Gobierno pone a los tribunales en un «auténtico estado de tensión», el dirigente del PP ha solicitado una Ley de Pandemias para dar certidumbre a las autonomías como la que, según ha dicho, Pablo Casado lleva meses demandando. Según ha explicado, sería una tercera vía entre el estado de alarma y el estado de excepción, en línea con lo que ocurre en países como Alemania o Bélgica.

Al ser preguntado si los toques de queda que están aplicando algunas autonomías son ahora inconstitucionales tras la sentencia del TC, Enrique López ha defendido esperar a conocer al completo esa sentencia del máximo tribunal de garantías, que declarar inconstitucional el confinamiento del primer estado de alarma.

En este punto, ha calificado de «precipitada» la reacción de la ministra de Justicia, Pilar Llop, contra ese fallo sin conocer la resolución, al tiempo que ha criticado las manifestaciones de la ministra Margarita Robles hablando de «elucubraciones doctrinales», que ha calificado de una frase «muy desdichada» porque dentro del TC «se toman decisiones y se crea jurisprudencia».

Ante la posibilidad de que el TC también tumbe el decreto que establece una prórroga de seis meses sin control parlamentario, ha señalado que ese plazo va en contra del espíritu de la norma que regula el estado de alarma. «Fue un decreto contra la ley por una razón política: Sánchez no quería pasar cada 15 días por el Congreso», ha subrayado en una entrevista en Onda Madrid.

DICE QUE «NUNCA» RECIBIÓ LLAMADAS DEL GOBIERNO CUANDO ESTABA EN EL TC

Preguntado si recibió llamadas del Gobierno cuando era magistrado del TC, como las que ha desvelado la magistrada Encarnación Roca, ha resaltado que «nunca» recibió esas llamadas y ha añadido que si eso ha ocurrido ahora es «muy grave».

«Debería ser objeto de exigencia de responsabilidad política, al margen de que hayan cesado a la persona que lo hizo», ha manifestado, en alusión a la exvicepresidenta Carmen Calvo. A su entender, esto pone de manifiesto «qué Gobierno» hay en España y «cuál es el talante del presidente Pedro Sánchez», que «huye permanentemente de la ley» y tiene «bastante urticaria al Poder Judicial.

Preguntado después si el PP habría apoyado un estado de excepción en marzo del año pasado, ha indicado que el PP votó entonces «por responsabilidad» con el Gobierno pero advirtiendo muy pronto que había que adaptar la legislación. «Tenemos un Gobierno que no quiere ser ayudado porque cree que la ayuda supone deslegitimar su acción y se aísla del PP y busca otros acuerdos con los que odian a España», se ha quejado.