Quantcast

Mazorcas de maíz: cómo poner en la parrilla y que queden tiernas

Brochetas, pescados, bizcochos, todo queda más delicioso cuando se prepara a la parrilla. No sé si por cuestiones de relacionar la cocina al aire libre, pero la cocción en barbacoa da un placer poco comparable con los métodos de cocina tradicional. La mejor de las guarniciones para una carne a la parrilla son las mazorcas, las cuales puedes colocar allí mismo a cocinar y disfrutar del más rico sabor ahumado mientras se disfruta de un maíz tierno.

Si bien la cocción en la parrilla es sumamente fácil, se deben aplicar algunos trucos para que en el caso de las mazorcas el maíz quede realmente tierno. Como en tantas otras preparaciones, todo depende de los pasos que sigamos desde el momento cero, es decir desde que estamos haciendo la selección de los ingredientes con el carrito de compras en la mano.

Las mazorcas de maíz, mientras más frescas mejor

Mazorcas de maíz: cómo poner en la parrilla y que queden tiernas

La selección de las mazorcas de maíz es muy importante, selecciona solamente aquellas que estén frescas y cuyos granos se sientan suaves al tacto. Mientras más tiempo transcurre desde el momento de la cosecha hasta el momento de la venta, la mazorca se va secando y sus granos van adquiriendo una textura más seca que los vuelve mucho más duros.

Para preparar a la parrilla, quedarán mucho mejor aquellas mazorcas de maíz de grano gordito y apretado y de color amarillo brillante no muy oscuro, te garantizo que alucinaras con la dulzura de los granos y lo tiernas que resultan.

Elige la técnica de cocción que prefieras

Mazorcas de maíz: cómo poner en la parrilla y que queden tiernas

Si bien el método será la parrilla, la técnica varía de persona a persona. Según la técnica elegida te ofreceré los mejores tips para que las mazorcas de maíz queden realmente tiernas.

Para la gran mayoría de las técnicas de cocción será necesario remojar las mazorcas; aunque como te he comentado seleccionando unas frescas todo resultará mucho más fácil.

Brochetas de maíz

Mazorcas de maíz: cómo poner en la parrilla y que queden tiernas

Las brochetas de maíz representan una posibilidad muy deliciosa si se quieren hacer para alternar con alguna proteína u otros vegetales. En este caso deberás estar muy atento al grosor de la carne y al de las rebanadas de mazorca. Si las vas a hacer con otras verduras, verifica que estén muy frescas y que sus granos sean realmente suaves, de esta manera garantizarás el mismo tiempo de cocción para todos los vegetales.

El truco para que queden tiernas es remojarlas en agua por un tiempo mínimo de 15 minutos antes de llevarlas a la parrilla. Recuerda también humedecer el pincho de madera en el que vayas a ensartarla. Córtalas en rodajas de 2 centímetros, báñalas con aceite o mantequilla y llévalas a la parrilla por aproximadamente 10 minutos. Gíralas constantemente para que no se quemen.

Mazorcas en papillote

Papillote

Así como la cocción del pescado en papillote es una increíble técnica de cocción, preparar las mazorcas de maíz con esta técnica resultará en todo un mar de sabores que te encantará. Al utilizar el papillote puedes añadir más que mantequilla. Eres libre de añadir un poco de ajo machacado o unas finas hierbas que resaltaran el sabor dl maíz.

El vapor que se genera dentro del papillote hará que el maíz quede perfectamente tierno y jugoso. Para emplear esta técnica limpia muy bien las mazorcas, sazónalas con lo que desees y envuélvelas en papel de aluminio. Para la cocción puedes elegir colocarlas en las zonas más calientes e ir girando el papillote para que la cocción sea pareja.

Con esta técnica el proceso de cocción terminará en 15 a 20 minutos. Puedes retirar el papel de aluminio y colocar la mazorca sobre la parrilla en los últimos minutos, así queda con más color y el toque a barbacoa que tanto gusta.

Las mazorcas en papillote quedan de lujo acompañando unas deliciosas brochetas de cordero.

Mazorcas de maíz con sabor ahumado

ahumadas

Si te gusta comer un buen trozo de pollo ahumado o unas chuletas ahumadas, seguramente alucinarás con estas mazorcas. Por supuesto que para hacerlas necesitarás virutas de madera para este fin, las puedes conseguir según el aroma que prefieras.

Para la cocción: limpia muy bien la mazorca y remójala por 15 minutos. Llévalas a la parrilla y permite que se cocinen mientras las vas girando, una vez que estén doradas coloca la tapa a la parrilla para que se impregnen muy bien con el aroma ahumado que te va a enloquecer.

Sencillas a la parrilla

Asadas

No por ser el método más sencillo es menos delicioso que los anteriores. Toma las mazorcas y límpialas muy bien, retira las hojas y la especie de barba que tienen. Una vez que estén bien limpias vierte en una olla suficiente agua y una pequeña cantidad de sal. Sumérgelas en la olla y déjalas allí por unos 15 a 20 minutos.

Cuando transcurran los 20 minutos escúrrelas y llévalas a la parrilla sobre el fuego indirecto. Deja que se cocinen por unos 3 minutos de cada lado y permite que se chamusquen un poco, vas a delirar con su sabor y aunque no lo creas no estarán quemadas. Unta mantequilla y sazónalas con sal y pimienta. Quedarán fenomenales.

Recomendaciones para disfrutar el máximo placer de las mazorcas de maíz 

mantequilla

No hay mayor placer que comer la mazorca directamente con la mano y arrancar sus tiernos granos de maíz directamente con los dientes. Disfruta comerlas así, al natural.

Añade un poco de ajo al aceite con el que las vas a aderezar y súbeles el tono, lo mismo puedes hacer añadiendo chile en polvo o un poco de salsa tabasco, pero con cuidado, no te excedas en las cantidades.

Muchos disfrutan añadir mantequilla y un poco de queso rallado cuando están recién hechas, si es de tu agrado puedes hacerlo y disfrutar la mezcla de sabores.
Si te sobran algunas mazorcas de maíz, puedes desgranarlas y guardar sus granos en un envase hermético o bolsa sellada al vacío. Utilízalos luego para añadirlos a sopas, cremas e incluso espectaculares y fáciles de hacer pizzas en microondas en solo dos minutos.