Quantcast

Leche merengada: la clave para que espese de la mano de Arguiñano

Bien sea dulce o sea salado no te pierdas los consejos de Arguiñano. Con tan solo ver la forma en que este chef se maneja con tanta naturalidad y buen gusto en la cocina, no queda más que estar seguros de que todo lo que hagamos bajo su guía será un tremendo acierto en la cocina.

La leche merengada es toda una tradición en España y por su gran aporte de energía es uno de los postres más recomendados para la época de calor. No hay supermercado en el que no se encuentre presente junto a las frescas horchatas, como la nutritiva horchata de chufa que puedes hacer en casa.

El calorcito veraniego aprieta cada día con más fuerza; y, seguramente estarás buscando la forma de mantenerte hidratado con un postre ligero, cremoso y fresco. Karlos Arguiñano nos invita a mantenernos más que hidratados con esta cremosa y fría leche merengada, la cual ha preparado de manera muy sencilla para que puedas hacerla en casa.

Leche Merengada de Arguiñano, una refrescante y cremosa opción para enfrentar el calor

Resultado

En la época veraniega buscamos mantenernos hidratados con bebidas y postres más allá del agua, por ello en los supermercados se ven disparadas las ventas de cuanto alimento permita lograr una buena hidratación combinada con un rico sabor. La leche merengada es uno de ellos, pero nada como hacerla en casa y si es con los consejos de Arguiñano aún mejor.

Karlos Arguiñano presenta una opción muy rica y también espesa, lo que le añade ese toque de placer de estar disfrutando de un verdadero postre.

Lo que necesitas para esta refrescante leche merengada

Leche

Los ingredientes para hacer esta delicia refrescante son ingredientes que todos tenemos en casa, así que no será necesario que salgas a comprar absolutamente nada. Lo mejor de todo es que puedes adaptar la cantidad de los mismos y hacer la cantidad que desees para todos los miembros de la familia o amigos, así que a disfrutar la preparación de este rico postre-bebida.

  • 500 ml de Leche
  • 100 gramos de azúcar
  • 1 rama de canela
  • Canela en polvo
  • 1 limón
  • 3 claras de huevo
  • Hojas de menta

Preparación de la leche merengada

Granizado

Arguiñano en tan solo minutos prepara de forma magistral la base para esta leche merengada, simplemente: Vierte en una cazuela la leche y agrega un pedazo de piel de limón, la rama de canela y 60 gramos de azúcar. Lleva a calentar a fuego bajo y revuelve para evitar que se queme. Al hervir retírala del fuego y viértela en un bol, déjala a temperatura ambiente hasta que se enfríe.

Cuando este a temperatura ambiente llévala al refrigerador por 2 horas. Es importante que revuelvas cada 15 minutos, hasta lograr una consistencia de granizado.

Montemos las claras, la clave para dar cremosidad

claras

Mientras la leche está en el refrigerador y vas revolviéndola de vez en cuando para dar la textura de granizado, puedes ir alistando todo para batir las claras. Solamente es necesario que tengas presente comenzar a hacerlo cuando los últimos 15 minutos de refrigeración del granizado de la leche merengada comiencen a correr.

Es de suma importancia montar las claras en el último momento, pues como señala Arguiñano, una vez levantadas, para evitar que se caigan es mejor incorporar el granizado rápidamente.

En un recipiente coloca las claras de huevo y con ayuda de un batidor eléctrico monta las claras añadiendo poco a poco el azúcar. Continúa con la batidora hasta lograr formar un merengue denso. 

Unificar las preparaciones, la garantía de espesor lograda por Arguiñano

Leche merengada: la clave para que espese de la mano de Arguiñano

En este punto, ya debes tener las claras montadas y la leche merengada en su punto justo, hecha granizada después de tanto revolver a lo largo de dos horas. Es el momento de unir ambas preparaciones y hacerlo de la manera correcta.

Retira del refrigerador la leche merengada con textura de granizado y viértela sobre las claras montadas. Con la ayuda de una espátula comienza a mezclar ambas preparaciones de forma delicada y envolvente, esta será la clave que otorgará espesor a la leche merengada dejándola perfecta.

Íntegra muy bien el granizado con las claras y cuando estén en el punto justo en el que ya no se distingan por separado sirve la leche merengada en copas o vasos  según prefieras, espolvorea con canela en polvo y añade una hoja de menta para decorar.  

Tips finales

Leche merengada: la clave para que espese de la mano de Arguiñano

La leche merengada lleva muy pocos ingredientes para su preparación; viéndolo bien hay dos que son realmente los reyes de la receta: la leche y las claras; por esta razón elige muy bien los huevos. Elige aquellos que se vean grandes y frescos, así mismo que no tengan ninguna suciedad exterior que pueda caer al momento de apartar claras y yemas.

Al estar en verano las preparaciones con huevos deben hacerse de manera más cuidadosa y teniendo presente la mejor higiene.

Por otro lado, la leche debe ser fresca, que no presente ningún olor a ácido o a otra sustancia. Si lo deseas puedes usar leche desnatada para obtener un postre más ligero en calorías.

La leche merengada al llevar en su preparación claras crudas y lácteos, es recomendable que se consuma de inmediato, de esta manera no solo disfrutarás de su exquisita cremosidad y sabor, sino que también disminuirás cualquier posible complicación en la descomposición de sus componentes.
Si te provoca un refrescante, pero acidito postre, puedes preparar también una rica y saludable nieve de limón.