Quantcast

Llop considera «imprescindible» la renovación del CGPJ y el TC

La nueva ministra de Justicia, Pilar Llop, ha asegurado que la renovación del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional es «imprescindible» y que espera que la situación «pueda ser desbloqueada» y «cuanto antes».

Preguntada por la prensa tras el acto de traspaso de cartera celebrado este lunes, Llop ha subrayado que el Poder Judicial «está ahora en un momento de bloqueo» ante la imposibilidad de acuerdo para renovar sus vocales, pero no ha dado detalles sobre sus planes al frente del Ministerio para cambiar la situación.

La hasta ahora presidenta del Senado hereda el Departamento de Justicia con el reto de desbloquear las negociaciones con el principal partido de la oposición, el PP, para renovar el CGPJ, que lleva paralizado desde finales de 2018.

Está pendiente también la renovación de cuatro de los doce miembros que conforman el Tribunal Constitucional que corresponde elegir al Congreso, cuyo mandato de nueve años concluyó en noviembre de 2019. Hace meses que el presidente del Alto Tribunal, Juan José González Rivas, ya comunicó a la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, que debía iniciar este procedimiento.

Ha asegurado que aún no se ha reunido con los técnicos del Departamento de Justicia y ha precisado que esta tarde tendrá lugar el primer encuentro con el equipo que le deja el hasta ahora ministro Juan Carlos Campo.

DEFENSA DE LAS MUJERES Y DIÁLOGO TERRITORIAL

En el marco del acto de traspaso de cartera, Llop ha pedido «complicidad» a todos los agentes de la Administración de Justicia para remover los «obstáculos» que dificultan la libertad de las mujeres.

Según ha dicho, trabajará en aras de la «cohesión social» en todo el país para que todos los españoles «tengan el mismo derecho al acceso a los recursos de Justicia». «Para mí hay cuestiones nucleares en la democracia de nuestro país como son los derechos y libertades de todas las personas, mujeres y personas con discapacidad», ha añadido.

La ministra ha insistido en que la Justicia «tiene que ser vista como un motor de desarrollo social» y ha agradecido a su predecesor el «balance muy positivo» que le deja. «Te agradezco muchísimo», ha dicho tras reconocer los «logros» del Ministerio con la ley de la eutanasia y la ley contra la violencia de la infancia, entre otras.

Llop ha agradecido también al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por haber confiado en ella «esta gran responsabilidad», un «gran honor» que asume con «todo el respeto».

En este sentido, ha destacado la labor del Gobierno en materia de igualdad y transición ecológica, así como el trabajo de «diálogo territorial», que ha considerado «clave» en la gestión de la pandemia. «Esta legislatura, la covid nos ha demostrado necesitamos diálogo entre la distintas administraciones», ha subrayado.

Llop es licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, accedió a la Carrera Judicial por el turno libre en 1999 y ascendió a magistrada en 2004. Es juez especialista en violencia de género y ha ostentado hasta la fecha la presidencia del Senado, puesto al que llegó en diciembre de 2019 siendo senadora del PSOE por designación autonómica de la Asamblea de Madrid. Además fue delegada del Gobierno para la Violencia de Género desde julio de 2018 a abril de 2019.

Campo ha dado la enhorabuena a Llop y ha dicho que confía en que saque adelante los proyectos pendientes. El hasta ahora ministro ha agradecido a todos los trabajadores de la Administración de Justicia por su «enorme papel» durante su periodo al frente del Departamento.

RETOS EN JUSTICIA

Al frente del Ministerio, Llop deberá continuar con el diálogo con jueces y fiscales para el desarrollo e implementación de la nueva LECrim cuyo anteproyecto fue aprobado por el Consejo de Ministros en noviembre de 2020 y con el que se pretende adaptar la normativa española a las exigencias de la Fiscalía europea.

También deberá afrontar otro de los retos de su antecesor Juan Carlos Campo, quien se propuso reformar los delitos de sedición y rebelión en el Código Penal para adaptarlos a los nuevos tiempos. Si bien llegó a decir que antes de que acabara 2020 estaría hecho al menos el de Sedición, lo cierto es que hasta la fecha no se ha llevado a cabo.

A su vez, hereda de Campo el anuncio por parte del ministerio de febrero de 2021 en el que avanzaban que estaba en estudio una reforma de los delitos de enaltecimiento del terrorismo, contra los sentimientos religiosos y de injurias a la Corona dentro del Código Penal para que no fueran castigados con penas privativas de libertad.

En la comparecencia del sábado para anunciar los cambios en el Ejecutivo por la crisis de Gobierno, el presidente Pedro Sánchez destacó «su mesura y su sentido institucional», así como «su compromiso feminista desde la sociedad civil y también desde distintas responsabilidades» públicas.