Quantcast

Cs Cataluña avisa de que irá a la justicia si el Govern paga las fianzas del TC

El portavoz de Cs en el Parlament, Nacho Martín Blanco, ha avisado de que «si es necesario» recurrirán a la justicia si la Generalitat paga las fianzas impuestas por el Tribunal de Cuentas contra 34 exaltos cargos de la Generalitat por la acción exterior desempeñada entre 2011 y 2017.

«Es inadmisible que el Govern haga pagar otra vez a los catalanes por los excesos de los partidos independentistas», ha lamentado en rueda de prensa este martes en la Cámara catalana, donde ha acusado al Govern de querer salvaguardar la economía de sus compañeros y predecesores.

Ha sostenido que los catalanes sufren «una doble imposición», ya que primero pagaron la presunta malversación de fondos para esta acción exterior y ahora la Generalitat quiere, según él, volver a pagar, mediante estas fianzas al Tribunal de Cuentas.

«Si el Govern decide comprometer recursos públicos en defensa de personas es posible que esté incurriendo en un presunto delito de encubrimiento y prevaricación punible», ha advertido el portavoz naranja, que ha pedido que estas fianzas se asuman a título individual.

Ha explicado que Cs se posicionará políticamente y pedirá que se pronuncien el resto de grupos parlamentarios: «Si al final los recursos parlamentarios son desoídos y desatendidos, no descartamos recurrir a la justicia», ha avisado.

Sobre las fianzas a funcionarios públicos, Martín Blanco ha dicho que exigen responsabilidad política y están de acuerdo en que haya herramientas jurídicas que cubran la responsabilidad de funcionarios públicos.

CIERRE DEL OCIO NOCTURNO

Ha descartado hacer valoraciones sobre el cierre del ocio nocturno por el repunte de casos de coronavirus, ha reconocido que los datos de contagios son preocupantes, y ha añadido que darán apoyo al Govern cuando «las medidas sean razonables y proporcionadas a la peligrosidad del momento».

Ha pedido al PSC que explique sus planteamientos sobre la reunión de la mesa de partidos antes de la mesa de diálogo porque «no son claros», y ha avanzado que Cs no asistirá a una mesa para acordar una propuesta desde Cataluña para negociar con el Gobierno central.

Martín Blanco ha acusado a los socialistas de «intentar legitimar su mesa con ERC en Madrid», y ha calificado de mesa de trabajos preparatorios la mesa de partidos que proponen los socialistas previa a la mesa de diálogo, que ha añadido que Cs impugna de raíz.