Quantcast

Cómo hacer un moño sencillo

Para hacer un moño sencillo solo basta tener creatividad y una dedicación. Cualquier peinado elaborado suele llamar la atención, pero el moño sencillo no pasará de moda.

LEA TAMBIÉN: Cómo debes pesarte para saber tu peso de verdad

El moño sencillo puedes usarlo en cualquier ocasión, trabajo, escuela, universidad, día a día. No es un moño complejo que requiere de fijadores constantes o sostenedores a montones. La idea es que el peinado se vea ligero, bastante juvenil y perfecto.

Así que a continuación te mostraremos cómo puedes hacer un moño sencillo en simples pasos y de diferentes maneras. Recuerda que este tipo de moño puede ser para niñas, jóvenes y adultas (según la ocasión).

¿Cómo hacer un moño sencillo y que quede espectacular?

¿Cómo hacer un moño sencillo y que quede espectacular?

El moño desde tiempos inmemoriales han sido clásicos atemporales, es decir que jamás pasan de moda. Son los básicos que añaden sofisticación y elegancia, y básicamente son la opción para resolven cuando no tienes ni la remota idea de qué hacerte en el cabello.

Sin importar si está limpio el cabello o no, el moño es el resuelve universal a nivel de cabellos. Funciona para diferentes ocasiones y tal como mencionamos anteriormente, es sumamente práctico.

Si bien algunos estilos pueden parecer algo intimidantes, solo necesitas una guía paso a paso y un poco de práctica para saber hacerlo.

Antes de comenzar, es necesario que tomes en cuenta antes de realizar el moiño que debes alistar tu cabello para hacer el penido. Mayormente se recomienda peinarlo para tenerlo sin ningún tipo de nudo a la hora de armar el moño.

Para estilos más refinados, es conveniente empezar con el cabello lacio y bien peinado. En caso que busques un aspecto más despeinado, puedes usar un rizador o una plancha para crear ondas relajadas y dar textura a tu moño.

Asimismo, siempre asegúrate de tener a mano todas las herramientas y los productos necesarios para tu moño, como peines, cepillos, hebillas, gomitas, mousse y fijador.

Paso a paso

Paso a paso

El moño es un peinado básicamente universal así que con el moño bajo puede hacerse de infinidad de formas. Este estilo incorpora una trenza para añadir una dosis extra de elegancia que puedes lucir tanto de día como de noche.

¿Cómo hacerlo?

  • Primero debes cepillar bien tu cabello y luego debes realizar una raya al medio.
  • Recoge el pelo en una cola de caballo en la nuca.
  • Doma los pelitos sueltos con un cepillo de dientes o un peine fino y un poco de fijador.
  • Hazte una trenza clásica y sujétala con una gomita. Enróscala cuidadosamente sobre la base de la cola de caballo y sujeta el moño con horquillas.
  • Termina con un poco de fijador.

Puedes utilizar un espray o aceite para dar un poco de brillo extra antes de empezar.

Moño un poco más elaborado

Este tipo de moño es muy fácil y muy original para cualquier boda o cualquier evento en el que necesites un peinado más elegante o que parezca más elaborado.

Este peinado se divide en dos: la parte superior del cabello, con la que vamos a empezar y después la parte inferior que haremos a continuación. Para la parte superior, tenemos que hacer cuatro trenzas de raíz que lleguen hasta la parte media del cabello.

Después, la parte inferior que parte a partir de la parte media del cabello que hemos dejado sin hace. La dividimos en seis mechones para hacer dos trenzas diferentes, las cuales vamos a enrollar y después abrir un poco para darle más volumen.

Por último, las enrollamos entre sí y las unimos con las trenzas superiores para hacer un moño medio.

Un moño relajado y un tanto despeinado

Un moño relajado y un tanto despeinado

El moño despeinado es muy práctico para el día a día acompañado con los accesorios adecuados, para una salida nocturna. Es un moño que se usa a menudo y es perfecto para cualquier tipo de ocasión, incluso para ir al mercado de forma relajada.

Para hacerlo, debes cepillar el cabello y hacerte una cola de caballo en la coronilla. No importa que quede perfecta, ya que se trata de un moño relajado. Recuerda que debes agregar un poco de gel o mousse para dar textura.

Luego, enrolla el pelo alrededor de la gomita sin apilarlo. Las primeras vueltas deben ser las más ajustadas y ceñidas a la banda elástica, mientras que las siguientes pueden quedar más sueltas.

Una vez que hayas enroscado todo el cabello, inserta la punta del pelo debajo de la primera capa y sujeta con horquillas. Ten en cuenta que debes empujar hacia adentro y abajo del moño con la apertura apuntando hacia tu cuero cabelludo.

Utiliza la cantidad necesaria de horquillas para sujetar todo el contorno del peinado y suelta algunas mechas para un aspecto extra desordenado.

Puedes usar fijador si gustas.

En caso que gustes moños con trenzados puedes visitar las opciones disponible que también son sumamente sencillas de realizar.