lunes, 4 marzo 2024 18:56

Tienen su puesto asegurado: Los intocables de Laporta en el Barça

-

Los cambios que se avecinan en el FC Barcelona se presume que serán profundos. Todo al ver la determinación con la que Joan Laporta ha decidido encarar la situación tan mala en la que se encuentra el club, eso en muchos aspectos. Cierto es que en la parte económica e institucional se vienen medidas importantes; de hecho, algunas ya se han comenzado a implementar. Sin embargo, la parte deportiva es una en la que había que meter mano desde hace tiempo y el mandatario blaugrana no quiere darle más vueltas a eso. La plantilla debe renovarse y a pesar de que la temporada no fue un fracaso total, gracias a que ganaron la Copa del Rey, la forma en la que fueron eliminados de Champions League y lo mal que se vieron en el tramo final de LaLiga Santander, si que obliga a tomar medidas drásticas.

Claro que el vestuario necesitaba cambios desde hace mucho; pero han sido estos pésimos resultados los que han motivado aún más a Laporta a llevar a cabo esta revolución. La prensa ya ha dejado caer que hasta 14 jugadores tienen todas las papeletas para abandonar el Barcelona; aunque también hay un grupo que podría permanecer. No obstante, algunos medios aseguran que la próxima campaña se verá un equipo muy distinto, pues incluso hasta Ronald Koeman está cerca de la puerta de salida y solo cinco futbolistas realmente tendrían garantizada su plaza para el mandatario azulgrana. En ellos quiere cimentar las bases de un nuevo Barça que sea más ganador y mejor estructurado.

De Jong pudo demostrar todo lo que valía

De Jong 1
El futuro del mediocampo pasa por el neerlandés

Entre las pocas cosas positivas que realizó Koeman esta temporada, una de las más importantes fue que consiguió la recuperación de Frenkie de Jong. Después de una primera temporada cargada de irregularidades y partidos realmente pésimos, muchos temieron que el mediocampista neerlandés se convirtiera en otro de los tantos fichajes fallidos de Bartomeu; aunque este dolería mucho, pues había muchas expectativas puestas en él por su estilo de juego muy adecuado para el Barcelona y por los 75 millones de euros que costó sacarlo del Ajax. Laporta temió que podría tener que echarlo si lo elegían presidente; pero esa posibilidad quedó descartada muy pronto, incluso antes de que ganara las elecciones.

Una de las razones por las que la contratación de Koeman gustó fue porque con él se podría recuperar a De Jong y al final demostró que ese presentimiento era acertado. Pese a que en un principio seguía sin carburar, con el paso de los partidos, más confianza y el cambio de sistema, en el que estaba más centrado y no en la banda, lo favoreció mucho. Ese jugador capaz de salir jugando desde la defensa, de crear las jugadas en el mediocampo, con buena visión, gran capacidad para recuperar balones y con llegada al área rival, por fin hizo su aparición; pero un año después de lo que se esperaba. Laporta cuenta con él y lo tiene como una de sus figuras de cara al futuro.