Quantcast

Erkoreka: No hay razón para «desconfiar» de que el traspaso de prisiones favorezca a presos de ETA

El vicelehendakari primero del Gobierno Vasco y consejero de Interior, Josu Erkoreka, ha afirmado que no hay razón para «desconfiar» de que el traspaso de prisiones a Euskadi vaya a favorecer a los presos de ETA y ha recordado que los funcionarios serán los mismos, aunque pasarán a depender de la Administración vasca. «No hay motivo alguno para plantear sombras de sospecha en relación con la transferencia», ha aseverado.

Además, ha desvinculado el traspaso de la gestión de las cárceles vascas de los acercamientos de reclusos de la banda que realiza semanalmente el Gobierno de Pedro Sánchez.

Erkoreka ha señalado, en la rueda de prensa celebrada en Vitoria para dar a conocer que el próximo 10 de mayo se firmará el traspaso a Euskadi las competencias de Prisiones, transporte por carretera, el ISSN y el edificio Distrito Marítimo de Ondarroa, que no acaba de comprender que «alguien pueda plantear la más mínima desconfianza» sobre la posibilidad de que se vaya a favorecer a los reclusos de ETA.

De esta forma, se ha referido a las declaraciones realizadas por representantes del PP, como el presidente de los populares vascos, Carlos Itugaiz, asegurando que espera que el traspaso de prisiones al País Vasco «se circunscriba a una transferencia y no a dar beneficios a los criminales de ETA».

Según ha destacado el vicelehendakari, la actitud de los funcionarios de las prisiones vascas no han tenido «reproche, hasta el momento», por el PP, mientras ha actuado dependiendo de las instituciones del Estado», y no entiende que los populares «desconfíen» ahora de que, bajo el mando del Gobierno Vasco, «vayan a operar bajo métodos que vayan a ser o merezcan sospecha o mala percepción».

A su juicio, «no hay razón» para ello, aunque ha apuntado que sí puede ocurrir y ocurrirá que «hagan uso del margen que la Ley otorga para que su aplicación pueda ser de una manera distinta».

«La misma Ley es susceptible de aplicaciones diferentes. Lo está siendo todos los días, lo ha sido a lo largo de la historia, incluso dependiendo de la misma institución. Por lo tanto, ahí hay margen importante para hacer políticas propias en el ámbito penitenciario que nadie puede negar, con lealtad total a la Ley y a los criterios, bases y principios con los que tienen que actuar los funcionarios que trabajan en el ámbito penitenciario», ha aseverado.

Preguntado por si el modelo penitenciario vasco basado en las «tres erres: Reeducación, Resocialización y Reinserción de los presos», va a facilitar el cumplimiento de las condenas de toda la población reclusa de Euskadi en régimen de semilibertad, ha respondido que «sería una irresponsabilidad» por su parte, cuando se anuncia el traspaso de una transferencia, adelantar el funcionamiento de una institución, hasta que su dependencia del Gobierno Vasco «arraigue y se asiente definitivamente».

«Den tiempo al tiempo y ya habrá ocasión de saber con qué criterio y de qué manera se actúa. Lo que sí podemos anticipar es que no hay motivo alguno para plantear sombras de sospecha en relación con la transferencia y lo que pueda suponer desde el punto de vista de la actuación irregular de los empleados públicos», ha manifestado.

AGRUPAMIENTO DE PRESOS

Sobre la posibilidad de solicitar el traslado a las cárceles de Euskadi de los presos vascos, entre ellos los de ETA, una vez que la Comunidad Autónoma tenga la competencia de prisiones en sus manos, Josu Erkoreka ha asegurado que no incurrirá en «el inmenso error de confundir una cosa con la otra en el mismo acto».

«Cada cosa tiene su camino, el proceso de acercamiento de presos se está llevando a cabo por parte del Gobierno central en aplicación de la Ley penitenciaria vigente», ha recordado.

CRITERIOS DEL LEHENDAKARI

En todo caso, ha puntualizado que es verdad que, en base a criterios que han sido compartidos en más de una ocasión entre ambas Administraciones y que el Lehendakari, Iñigo Urkullu, «ha ido trasladando a diferentes presidentes del Gobierno a lo largo de los años, como con Rajoy o Sánchez, eso se está produciendo».

No obstante, ha reiterado que «no hay que establecer conexión de causa efecto» entre la transferencia, una deuda desde hace 40 años, y los movimientos de reclusos de ETA que se están dando en estos momentos, «por decisión de Instituciones Penitenciarias del Estado».