Quantcast

FIAPAS: Ninguna empresa ha adaptado la fabricación de mascarillas transparentes a la normativa

La Confederación Española de Familias de Personas Sordas (FIAPAS) ha denunciado que no tienen conocimiento de que ninguna empresa del país haya adaptado la fabricación de sus mascarillas higiénicas transparentes a los requisitos que exige la normativa del Ministerio de Consumo para su comercialización.

La lucha del colectivo de personas con discapacidad auditiva por conseguir la homologación de las mascarillas transparentes, que permiten la lectura de labios, comenzó después de que el Gobierno decretara el uso obligatorio de estas, en julio de 2020.

Tras la entrega de decenas de miles de firmas en el Congreso y las iniciativas firmadas por varios grupos parlamentarios exigiendo esta homologación, el colectivo celebró que en febrero de 2021 el Boletín General del Estado (BOE) publicara la mormativa por la que se establecen los requisitos de información y comercialización de este producto.

En la norma se establece que estas mascarillas que tengan partes destinadas a permitir la lectura labial y que no facilite el paso del aire inhalado o exhalado, se permitirá que la eficacia de filtración de partículas indicada no se refiera a esas zonas, siempre que se indique en la propia etiqueta.

Además, deben permitir una visión nítida y sin empañamiento de la boca y se debe asegurar que el producto no obstruye la respiración. También, debe indicarse en la etiqueta si hay efecto distorsionador del habla», indica el escrito.

Sin embargo, casi dos meses después, FIAPAS ha reconocido que no tienen conocimiento de que ninguna empresa se haya adaptado a estas medidas y señalan que solo «alguna» de ellas «parece tener algún producto de esta naturaleza ajustado a los términos que marca la nueva norma en fase muy avanzada».

A su juicio, la comercialización de estas mascarillas para las personas con discapacidad auditiva es muy «necesaria». Pero, además, recuerdan que esta iniciativa debe ir acompañada de otras medidas igualmente necesarias.

PROBLEMAS DE COMUNICACIÓN Y ATENCIÓN TELEFÓNICA

La directora de FIAPAS, Carmen Jáudenes, llama a impulsar el uso de sistemas de inducción magnética o micrófonos en remoto, para facilitar el acceso a la información y a la comunicación del más de un millón de personas con discapacidad auditiva en España.

«Tal como cualquiera de nosotros podemos experimentar, las mascarillas en todo caso minoran la audibilidad de la voz del interlocutor y la inteligibilidad del habla», señala Jáudenes.

Del mismo modo, actúan en ocasiones las mamparas, explica la entidad, que también denuncia la falta de alternativas para el colectivo para la atención telefónica y las consultas médicas no presenciales, así como para la citación e información telefónica en el proceso de vacunación, entre otras.