Quantcast

ITV: las claves para superarla a la primera y no tener que pagar de más

El lograr pasar la ITV suele ser la pesadilla de todos los conductores, más que nada porque no saben a qué se enfrentarán en esta revisión, haciendo que la reprueben. Aquí conocerás más sobre esta revisión, y lo que debes realizar para lograr pasar la prueba de la ITV con éxito, porque es importante pasar la ITV en buen estado.

¿Qué se inspecciona en la ITV?

¿Qué se inspecciona en la ITV?

Se encargan de seguir un manual estándar, conocido como “Manual de Procedimiento de Inspección de las estaciones ITV”, sus diligentes inspectores que tienen el deber de revisar y chequear que se cumplan las debidas normas del manual.

En la debida inspección de tu vehículo, se inspecciona hasta llegar a diez apartados de cada auto. Se chequean los datos identificativos del vehículo, para luego poder comprobar el número de bastidor,  matrícula, retrovisores,  exterior, interior, lunas, cinturones, puertas, ventanillas, alumbrado, neumático, motor, frenos, contaminantes y dirección.

También se chequea si el vehículo sufre de fugas de algún tipo, o mantiene un ruido sospechoso que podría indicar que algo no va muy bien su interior. Se verifica igualmente si al auto se le ha realizado alguna reforma, y después de haberse hecho no fue homologado.

Después de que el inspector ha terminado la revisión de tu coche, realizará un informe en donde se verá detallado si llegó a encontrarle algún tipo de falla al vehículo. Esa falla se puede clasificar de tres maneras como leve, grave y muy grave.

Si solo mantienes fallas que sean denominadas leves, se te permitirá circular sin ningún problema y habrás pasado la revisión de la ITV. Si se llegarán a encontrar fallas clasificadas como graves o muy graves, se te daría un plazo de dos meses máximo para poder arreglarlas y volver a pasar por la revisión nuevamente.