Quantcast

Cereales y pizza… alimentos que comen los niños (y tú) y son una bomba de azúcar

Si eres de las personas a las que les gustan los cereales para desayunar o pedir pizza como una opción de comida rápida o fácil de hacer, es probable que estés sufriendo del gran daño que este tipo de alimentos puede ocasionar en la salud de tu cuerpo o en el de tu familia.

Como adultos solemos buscar diferentes opciones de cereales para el desayuno de nuestros niños, así como solemos acudir a la pizza como una opción fácil de preparar o de pedir, pero estos alimentos son considerados una bomba de azúcar tanto para niños como para adultos, su consumo excesivo puede causar daños en el sistema digestivo y circulatorio, continúa leyendo y entérate de más.

¿Por qué los cereales son una bomba de azúcar?

¿Por qué los cereales son una bomba de azúcar?

Los cereales en su estado natural forman parte de un grupo indispensable para llevar una alimentación balanceada y el buen funcionamiento del organismo, pero una vez que estos son industrializados y comercializados en empaques vistosos, llenos de azúcar y otros componentes químicos se convierten en alimentos dañinos para la salud. Son alimentos “sanos” que te están mintiendo.

Son muchas las personas quienes consumen cereales comerciales, pero aquellos que están destinados para el consumo de los niños, los cuales se identifican con dibujos llamativos para atraer la atención de ellos, quizás como padre efectúes la compra de algunos de estos cereales como una buena opción para el desayuno por ser práctico y creer que es saludable para tu hijo o para ti.

Sin embargo, esto no es del todo bueno, si bien existen cereales saludables que sirven como complemento alimenticio para el niño, también hay muchos otros que por su alto contenido de azúcar añadida se convierten en un problema de salud tanto para niños como para adultos de ser consumido recurrentemente.

Las empresas e industrias que están sumadas al sector de producción de alimentos suelen agregar mayor cantidad de azúcar para incrementar su consumo en la población, porque ¿a quién no le gusta comer un dulce y delicioso cereal? Comerlo esporádicamente no da la certeza de afectar en la salud, pero al ser consumido constantemente puede ocasionar daños a largo plazo.

Y aunque las marcas de cereales recomiendan que sea ingerido solo una porción del tamaño del puño la realidad es que los niños llegan a comer mucho más que esa cantidad, lo que incrementa las posibilidades de afección en la salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala queun niño de 2 años hasta los 18 años debe consumir menos de 25 gramos de azúcar al día”. Y si es menor a los 2 años de edad se recomienda que no ingiera ningún alimento con azúcar.