Quantcast

Feijóo pide que el reparto de dosis sea en función de la población mayor

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha lamentado este lunes el atraso anunciado por Pfizer para la llegada de la segunda remesa de vacunas contra la covid-19 a ocho países de la Unión Europea, entre ellos España. De este modo, espera que el Consejo Interterritorial de Salud que se celebrará esta tarde el Ministerio de Sanidad confirme que “no hay ruptura de ‘stock'” de las dosis, algo que “no debería volver a producirse”.

A preguntas de los medios tras reunirse en Santiago con el presidente de la Comisión de Coordinación e Desenvolvemento Rexional do Norte de Portugal (CCDR-N), António Cunha, el mandatario gallego ha advertido contra la “desconfianza” que se daría a los ciudadanos si este corte de suministro se vuelve a producir, máxime cuando la segunda dosis se debe poner “en un plazo máximo de tres semanas”.

Y es que el Servizo Galego de Saúde (Sergas) contaba con recibir otra remesa de unas 18.000 vacunas este lunes para arrancar su campaña de vacunación en residencias de toda Galicia el martes. Un plan que se atrasará a miércoles tras el anuncio de la incidencia por parte de Pfizer en la noche del domingo.

“Todo parece una irresponsabilidad del tema logístico del laboratorio”, ha explicado Feijóo, aunque ha apelado también a que las administraciones sean “prudentes” antes de “concretar y publicitar las entregas de vacunas”.

UN OPERATIVO QUE “FUNCIONÓ”

En cualquier caso, el Sergas comenzó ayer la inoculación de las primeras dosis a usuarios y trabajadores de la residencia Porta do Camiño de Santiago en un operativo que “funcionó” desde el punto de vista logístico y en el que los profesionales de enfermería trabajan “con rigor”, tal y como lo ha valorado el presidente de la Xunta.

Además, Feijóo ha celebrado que hubiese una “colaboración del 100 por 100” de los ancianos de este centro sociosanitario: “Eso, sin duda, acredita la confianza de nuestros mayores en la vacuna”.

Así, aunque ha reiterado que el Sergas está “preparado” para continuar con la campaña para cubrir a las 37.000 personas –entre usuarios y trabajadores– de las residencias gallegas, ha señalado que para eso “lo que se necesitan son vacunas”.

“Estamos preparados, tenemos 2.200 profesionales de enfermería para vacunar, sabemos hacerlo, está pautado”, ha insistido Feijóo, al tiempo que ha lanzado la petición a aquellas personas que vayan a someterse a la dosis que “lleve ropa que facilite” el acceso al brazo.

EL CRITERIO DE “LA POBLACIÓN DE TERCERA EDAD”

En este contexto, con la vista puesta en las entregas previstas para las próximas semanas, Feijóo ha avisado que si en toda España las residencias de mayores son “la prioridad” en la vacunación, las dosis que se remiten a las comunidades autónomas “deben repartirse en función de la población de la tercera edad” que tenga cada una.

“Es algo sanitariamente incuestionable. Y además, yo añadiría: ética o moralmente no sería justificable que se manden dosis a las comunidades en función de determinados colores o de determinadas necesidades parlamentarias. Aquí no se vacuna con criterios políticos, se vacuna con criterios sanitarios”, ha recalcado.

Feijóo, quien entiende que este criterio es el “científicamente admitido” que “no debería ser discutido”, ha criticado que por ahora “no se ha conseguido” que sea el del Gobierno central.

“Espero que no caigamos en otro tipo de tentaciones que no sean las estrictamente sanitarias y epidemiológicas. El resto es no tener criterio”, ha sostenido finalmente.

ELUDE OPINAR SOBRE EL ENVOLTORIO

También a preguntas de los medios, Feijóo ha rechazado pronunciarse sobre el polémico envoltorio de las cajas con las que las vacunas llegaron a España, puesto que llevaban el logotipo del Gobierno.

“No voy a comentar la envolvente de las cajas de las vacunas, porque todos los españoles tienen su opinión al respecto”, ha dicho, mientras ha manifestado que le interesa “mucho más la periodicidad” de la entrega de las dosis que esta “decisión que corresponde al Gobierno de España”.