Quantcast

Andalucía cree que la “evolución positiva” actual no augura una tercera ola

El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha indicado este lunes que los datos actuales sobre la evolución “positiva” de la pandemia de la Covid-19 en Andalucía no apuntan al desarrollo de una “tercera ola” el próximo mes de enero, si bien ha realizado un llamamiento a los andaluces para que mantengan su “responsabilidad individual” y se pueda preservar esta situación.

A preguntas de los periodistas en una comparecencia junto al consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, antes de reunirse en Sevilla con el presidente del Consejo Escolar de Andalucía, José Antonio Funes, sobre la posibilidad de una “tercera ola” de la pandemia en enero en la comunidad autónoma, el vicepresidente ha comentado que “los datos hoy no dicen eso”.

“Dicen que estamos en 1.000 hospitalizaciones cuando hace apenas 14 días estábamos en 1.300”, ha destacado Juan Marín, quien, no obstante, ha advertido de que, “si dentro de unas semanas esos datos vuelven a ser preocupantes”, el Gobierno andaluz “tomará decisiones nuevamente, y volveremos a restringir si fuera preciso la movilidad”.

Pero, “en este momento, los datos a día de hoy son de una evolución positiva desde que se tomaron las medidas que se adoptaron” por parte de la Junta de cara a la Navidad, según ha añadido el vicepresidente, que ha atribuido esta circunstancia a “la responsabilidad de los andaluces”.

En ese sentido, ha comentado que esto “no solamente” es “una cuestión de prevención y de alerta, sino de la responsabilidad individual de cada uno”. “Si todos hacemos lo que se nos está diciendo y nos protegemos contra el virus, finalmente conseguiremos tener una Navidad, y probablemente también un enero-febrero, mucho más tranquilo y donde podamos gozar de mucha más libertad a la hora de movernos o de poder llevar a cabo las cuestiones que en nuestro día a día normalmente hacemos”, ha añadido.

Por eso, Marín ha insistido en pedir “esa misma responsabilidad” a los ciudadanos, “a pesar de que los datos sean en este momento positivos”, y que “no bajemos la guardia, porque el virus no avisa y sigue matando”, según ha recordado.

COMITÉ DE EXPERTOS

Sobre la reunión del comité de expertos de la Junta programada para este lunes, el vicepresidente ha reiterado la “sensación” que ha recibido tras conversaciones tanto con el presidente del Gobierno andaluz, Juanma Moreno, como con el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, de que, “afortunadamente, las medidas que se adoptaron hace ya más de 20 días están funcionando”.

“Eso nos permite ser optimistas en que podremos mantener la situación tal y como hasta ahora se había determinado en base a esos informes que nos trasladaron los expertos y que se incorporó en dos fases en esta Navidad”, según ha abundado Marín, quien ha dicho esperar y desear “que no hubiera ningún tipo de novedad y que pudiéramos permanecer así hasta el día 10 de enero”, fecha en la que finaliza la segunda etapa del plan de desescalada diseñado por la Junta.

CEPA BRITÁNICA

Por otro lado, sobre los cinco primeros casos de coronavirus detectados en la comunidad autónoma vinculados a la nueva cepa británica de la Covid-19, Marín ha comentado que se trata de “una situación que completamente escapa al ámbito político”, y es “más de los equipos sanitarios”.

Ha recordado que se están detectando casos de esa cepa “en muchos países”, incluida España, y que “muy cerca de aquí”, en Gibraltar, se han detectado ya “más de 300 casos”, pero ha remarcado que “la información que se nos ha trasladado” hasta ahora es que es “una cepa que produce mayor contagio, es mucho más expansiva, pero no es más agresiva”, algo que el vicepresidente valora como “una buena noticia”, porque “no habría que hacer modificaciones” de la vacuna, “según los informes que se nos han trasladado de momento, con todas las reservas que se pueden tener al dar una información así”, ha apostillado.

Precisamente en relación a la campaña de vacunación frente a la Covid que comenzó este domingo, Marín ha subrayado que Andalucía cuenta con toda la “logística” preparada y “a expensas de que realmente la vacuna llegue”.

Ha añadido que “entendemos que hay una situación de logística a nivel internacional muy compleja”, y que “hay que entender” que se pueda producir “algún retraso de un día o de unas horas en que llegue un paquete de vacunas”. “Lo que sí tenemos es que estar preparados para que, en cuanto lleguen, se administren, y Andalucía está preparada desde hace ya muchas semanas para eso”, según ha insistido.

De hecho, según ha remarcado Marín, “en cuanto nos están llegando hemos empezado con la vacunación por la población diana”, es decir, primero por las residencias de mayores, por el personal sociosanitario y profesionales de la sanidad pública andaluza, y, “a continuación, a medida que vayan llegando durante el mes de enero” las vacunas, “se irán también incorporando los colectivos de mayor riesgo”.

Ha comentado que, “en torno a finales de enero”, desde la Junta esperan tener “aproximadamente unas 800.000 dosis que puedan haber sido suministradas a los ciudadanos”.

Según ha señalado el vicepresidente, “eso sería un avance importantísimo de cara a los próximos meses, porque una reducción en cuanto al número de hospitalizaciones y de contagios en personas de más de 65 años o residentes puede suponer, en un plazo de tres o cuatro meses, una bajada de la presión sanitaria que supere el 90 por ciento”.

Para ello, ha señalado el objetivo de “vacunar en torno a algo más de un millón y medio de andaluces” en el primer semestre de 2021, entre personas mayores de 65 años normalmente que, “cuando se contagian de Covid, tienen mayores posibilidades de ser hospitalizadas, de entrar en una UCI”, así como “aquellas personas que tienen unas patologías asociadas al virus, que también pueden verse agravadas” en caso de enfermar, o el personal sanitario que está “en primera línea de batalla” contra el coronavirus.

Marín ha recordado que la dispensación de la vacuna no exime de la posibilidad de contagiarse de Covid, pero ha remarcado que, en el caso de infección, “las consecuencias serán muy leves o casi nulas”.