Quantcast

Consejero madrileño dice que aún no puede verse el efecto de las Navidades

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha señalado este lunes que de momento no se puede apreciar aún el efecto de la Nochebuena y la Navidad en el número de nuevos contagios, pero ha advertido de que si se percibe un aumento preocupante “se tomarán medidas” enmarcadas en el modelo de zonas básicas de salud y restricciones a la movilidad que vienen aplicando desde su departamento.

“La incidencia puede sufrir un cierto retroceso por los días festivos, hay que ver cómo transcurre”, ha indicado el consejero en una entrevista en ‘RNE’, recogida por Europa Press, en la que ha indicado que durante los días de fiesta la Atención Primaria no está “en pleno rendimiento” y por lo tanto se registran “menos casos” en el día, pero que “suelen aparecer de forma posterior”.

En este sentido ha indicado que en base a cómo evolucione se verá qué decisión tomar que encuadrarían en su modelo de restricciones en Zonas Básicas de Salud (ZBS).

Una actitud similar a la del resto de consejeros que han atendido este lunes al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, donde, según Escudero, se percibía una “calma tensa” ante el efecto que puede tener el aumento de la movilidad asociado a la Navidad.

“Aunque estemos en pequeños incrementos o estabilizaciones, cuando hay fiestas posteriormente suelen aumentar los casos”, ha alertado el consejero.

LA NUEVA CEPA

Al titular madrileño de Sanidad también le han preguntado por la nueva cepa británica y ha indicado que desde el 23 tenían sospecha de que había llegado por lo que derivaron a determinados pacientes a cuatro hospitales que sí pueden hacer el cribado necesario para identificar que se trata de esta variante en concreto.

Aún así, ha recordado que las medidas de prevención son las mismas y lo importante es que se pueda aislar con la mayor velocidad posible los casos. Para ello ha reclamado “controles más exhaustivos” en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas –infraestructura que su Ejecutivo vincula con la llegada de la cepa– y ha planteado la posibilidad de requerir test de antígenos en origen con el objeto de controlar la llegada de casos, especialmente de la variante inglesa que tiene una mayor transmisibilidad de propagación.

Por último, sobre los retrasos de suministro de la vacuna por parte de la empresa productora, ha indicado que de momento no han recibido una comunicación formal del número de dosis que recibirán y cuándo, pero que el Ministerio de Sanidad les ha garantizado que llegarán este martes.