Quantcast

Titulados en Ciclos Formativos de Grado Superior en el curso 2013-2014 tenían un empleo en 2019

La tasa de empleo en 2019 de los titulados en Ciclos Formativos de Grado Superior en el curso 2013-2014 fue del 79,5%, y la de los titulados en Ciclos Formativos de Grado Medio fue del 74,6%, según la Encuesta de transición educativa-formativa e inserción laboral del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En cuanto al Grado Superior, el número de titulados en España en el curso académico 2013-2014 fue de 113.910 personas (51,3% mujeres y 48,7% hombres). La tasa de paro cinco años después de titularse era del 12,6% y el desempleo afectaba más a las mujeres (14,3%, frente al 10,9% de ellos). Por tipo de centro, los titulados en públicos tuvieron unas tasas de empleo superiores a los de privados (79,9% frente a 78,1%).

Además, los titulados en Ciclos Formativos de Grado Superior con una discapacidad reconocida superior al 33% presentaban una tasa de actividad del 74,7%, una tasa de empleo del 70,9% y una tasa de paro del 5,1%. El 98,4% de los titulados en Ciclos Formativos de Grado Superior residía en España en 2019. Por familia profesional, las mayores tasas de empleo se dieron en Instalación y mantenimiento (89,4%), Fabricación mecánica (88%) y Transporte y mantenimiento de vehículos (87,2%).

Por tipo de jornada, el 78,5% realizaba trabajo a tiempo completo; el 58,6% era asalariado con contrato permanente, el 31,5% asalariado con contrato temporal, el 4,3% trabajador independiente o empresario sin asalariados, el 3,6% tenía un contrato en prácticas, formación o becario, y el 1,4% era empresario con asalariados.

Atendiendo al sexo, el porcentaje de mujeres asalariadas en 2019 con contrato temporal era superior al de los hombres (36% y 27%, respectivamente). El 46,2% de los ocupados en 2019 afirmaba que su sueldo mensual neto estaba entre 1.000 y 1.499 euros, el 32,4% señalaba que cobraba menos de 1.000 euros y el 21,3%, 1.500 euros o más.

El 21,7% afirmaba tener una ocupación de técnicos y profesionales científicos e intelectuales, el 20,9% una ocupación de técnicos o profesionales de apoyo, y el 19,2% eran empleados trabajadores de los servicios de restauración, personales, de protección y vendedores.

Por comunidades autónomas, las mayores tasas de empleo de los titulados en Ciclos Formativos de Grado Superior se dieron en Cataluña (87,6%), La Rioja (87,2%) y Aragón (87,0%); y las menores, en Canarias (68,1%) y las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla (63,6% y 66,2%, respectivamente).

CICLOS DE GRADO MEDIO

En cuanto a los titulados de los Ciclos de Grado Medio, el número de titulados en el curso académico 2013-14 fue de 97.647 personas (el 48,6% eran mujeres y el 51,4%, hombres).

La tasa de empleo era del 74,6% (en hombres del 77,5% y en mujeres del 71,6%) y la tasa de paro cinco años después de titularse era del 16%. El desempleo afectaba más a las mujeres (18,7% frente al 13,5% de los hombres). Por tipo de centro de estudio, tuvieron la misma tasa de empleo (74,6%).

Los titulados con una discapacidad reconocida superior al 33% presentaban una tasa de actividad del 77,5%, una tasa de empleo del 59,3% y una tasa de paro del 23,4%. El 98,9% de los titulados residía en España en 2019 y el 1,1% en el extranjero.

Los ciclos con mayores tasas de empleo fueron Técnico en emergencias sanitarias (90,7%); Técnico en carrocería (87,8%) y Técnico en mantenimiento electromecánico (87,5%).

De los ocupados en 2019, el 77,9% realizaba trabajo a tiempo completo, el 53,3% era asalariado con contrato permanente, el 36,2% asalariado con contrato temporal, el 4,8% trabajador independiente o empresario sin asalariados, el 3,6% tenía un contrato en prácticas, formación o becario, y el 1,1% era empresario con asalariados.

El 48,4% de los ocupados en 2019 afirmaba que su sueldo mensual neto estaba entre 1.000 y 1.499 euros. El 40,3% decía que cobraba menos de 1.000 euros y el 11,4%, 1.500 euros o más.

El 38,4% afirmaba tener una ocupación en los servicios de restauración, personales, de protección y vendedores; el 14%, de artesanos y trabajadores cualificados de las industrias manufactureras y la construcción, y el 12% eran técnicos o profesionales de apoyo.

Las mayores tasas de empleo de los titulados en Ciclos de Grado Medio se dieron en País Vasco (85,7%), Comunidad Foral de Navarra (85,2%) y Cantabria (82,1%). Las menores, en la Ciudad Autónoma de Ceuta (64,6%), Región de Murcia (67%) y Andalucía (69%).

TITULADOS EN BACHILLERATO

De los datos, publicados este viernes, también se desprende que el número de alumnos que se titularon en Bachillerato en el curso académico 2013-2014 fue de 233.281 personas (55,3% mujeres y 44,7% hombres). El 71,9% de ellos realizaron estudios universitarios en 2014-2015, y el 19,5% estudió un Ciclo Formativo de Grado Superior. Por tipo de centro, el 85% de titulados en un centro privado optó por estudios universitarios, frente al 75% de los públicos.

También se observan diferencias en el tipo de estudio elegido según la modalidad de Bachillerato. Así, el 19,6% de los que optaron por la modalidad de Arte abandonó el sistema educativo, el 39,1% continuó con estudios universitarios y el 37,8% se matriculó en Ciclos Formativos de Grado Superior.

De la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales, el 9,1% no se matriculó el curso siguiente, el 68,1% cursó estudios universitarios y el 21,8% lo hizo en Ciclos Formativos de Grado Superior. Los de Ciencias optaron en mayor medida por estudios universitarios (78,6%).

Los titulados en Bachillerato en el curso 2013-14 presentaban a finales del año 2019 una tasa de actividad del 69,2%. La tasa de paro era del 22,2%, mayor en mujeres (22,4%) que en hombres (21,9%); el 30,8% estaba en situación de inactividad, la mayoría de ellos (el 94,3%) porque seguía estudiando. El 95,8% de los titulados en Bachillerato residía en España en 2019 y el 4,2% en el extranjero. La tasa de paro de los primeros era 6,6 puntos superior (22,5%, frente a 15,9%).

De los ocupados en 2019, el 51,3% realizaba trabajo a tiempo completo, el 41,1% era asalariado con contrato temporal, el 31,2% asalariado con contrato permanente, el 19,8% tenía un contrato en prácticas, formación o becario, el 4,3% era trabajador independiente o empresario sin asalariados, el 3,4% era ayuda familiar, y el 0,2% era empresario con asalariados.

El 60,8% afirmaba que su sueldo mensual neto era inferior a 1.000 euros. El 27,6% afirmaba que ganaba entre 1.000 y 1.500 euros y el 11,6% 1.500 o más.

Las comunidades con mayor porcentaje de titulados en Bachillerato que optaron por realizar estudios universitarios el curso siguiente fueron Aragón (81,3%), Castilla y León (78%) y Comunidad Valenciana (77,9%).

ESTUDIANTES DE LA ESO

Por otro lado, el estudio del INE revela que 327.916 personas promocionaron la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) en el curso 2013-2014, de las cuales el 95,9% continuó en el sistema educativo. En concreto, el 82,9% se matricularon al curso siguiente en Bachillerato, y el 13% optó por Ciclos Formativos de Grado Medio.

Por tipo de centro, el 90,1% de los que promocionaron ESO en un centro privado y que continuaron matriculados en el curso siguiente optó por Bachillerato, frente al 84,1% de los que estudiaron en un centro público.

Los alumnos que promocionaron ESO en el curso 2013-14 presentaban a finales del año 2019 una tasa de actividad del 51,4%; la tasa de paro fue del 27,8% (en mujeres del 30,3% y en hombres del 25,3%). Por su parte, el 48,6% estaba en situación de inactividad, la mayoría porque seguía estudiando (95,7%). El 74,5% de los ocupados en 2019 afirmaban que su sueldo mensual neto era inferior a 1.000 euros.

Los mayores porcentajes de alumnos que promocionaron ESO que optaron por estudiar Bachillerato el curso siguiente se dieron en la Ciudad Autónoma de Melilla (93,2%), Región de Murcia (91,0%) y Principado de Asturias (89,1%).