Quantcast

Cómo protegerte cuando trabajas en la nube

Esta es una preocupación persistente de cualquier usuario de Internet. ¿Están seguros mis archivos en la nube?, ¿pueden desaparecer en cualquier momento sin que yo tenga nada que hacer para evitarlo?, ¿me los pueden robar unos hackers? Estas preocupaciones seguramente se habrán visto agudizadas en estos últimos meses de teletrabajo.

Porque nuestro temor ahora no es que desaparezcan nuestras fotos o documentos personales. Ahora lo que tenemos entre manos es información de la empresa para la que trabajamos, y perder o filtrar esos documentos puede acarrear graves consecuencias para la compañía. Y, a la larga, puede incluso costarnos el puesto de trabajo. Por eso, aquí te damos una serie de consejos de ciberseguridad básicos para protegerte cuando trabajas desde la nube.

No almacenar las contraseñas

nube

Todos lo hemos hecho alguna vez por pura vagancia. En vez de apuntarnos las contraseñas en un papel o en una libreta aparte, creamos un documento en el escritorio, lo titulamos “contraseñas” y ponemos ahí todas las claves de todas nuestras cuentas. Es un error, por supuesto, porque les estás poniendo en bandeja a los hackers su trabajo. 

También por pereza tendemos a pedirle a todas nuestras cuentas que nos recuerde la contraseña, de tal modo que no sea necesario introducirla cada vez que accedemos. Esto nos vuelve más vulnerables. Así aumentan las posibilidades de que nos roben las contraseñas y también nos exponemos a que, en caso de que falle el navegador, nos quedemos sin poder trabajar.