Quantcast

Antoni Gaudí, Camus y otros famosos que tuvieron una muerte ridícula

-

Pareciera que la muerte es lo único que nos iguala a todos los seres humanos, pero hoy vamos a demostrar que no es así. Ni siquiera el hecho de perecer es igual para los hombres. Hay algunos que tienen muertes honrosas, otros que fallecen inesperadamente… Y otros que han fenecido de forma ridícula. Estos últimos son los que nos interesan. Y es que una mala muerte te puede arruinarte una vida de éxito.

Que se lo digan a Antoni Gaudí o al Nobel de Literatura Albert Camus. Ni las estrellas de rock ni los reyes o los papas se libran. Y es que, como decíamos, a veces es mejor una vida humilde y una muerte que no sea recordada. Es mejor a tener una muerte como la de estos personajes y que todo el mundo se ría por la eternidad de cómo falleciste. Aunque también es verdad que estas muertes se recuerdan por que eran personajes famosos. Seguramente haya habido gente que haya muerto de manera más ridícula y no hayamos sabido nada.

3
Papa Adriano IV

Nicolás Breakspeare fue el 169 Papa de la Iglesia Católica. De origen inglés, su papado duró entre diciembre de 1154 y septiembre de 1159. La muerte de este pontífice es de las más curiosas de la historia de los Papas de Roma.

Adriano IV había acudido a la ciudad italiana de Anagni a ofrecer un sermón. Este sermón iba dirigido contra el emperador Federico I Barbarroja. Incluso había amenazado al gobernante con la excomunión.

A su vuelta a Roma, Adriano IV paró en una fuente del camino a echar un trago debido al calor que hacía. Tras beber, una mosca se introdujo en su boca y se alojó en la garganta. Tuvo tan mala suerte que no pudo expulsarla y murió ahogado. A veces las moscas son muy molestas, pero no sabíamos que tanto.