Quantcast

La UE vuelve a colocar a España entre los países con más pobreza infantil

España vuelve a estar en el grupo de los cinco países europeos con más pobreza infantil con un 29,5% de niños pobres, según la oficina estadística de la Unión Europea, Eurostat.

Uno de cada tres niños en España está en riesgo de pobreza, lo que le coloca en el quinto lugar en pobreza infantil después de Rumanía, Bulgaria, Grecia e Italia, según los datos de 2018. Este año, el 23,4% de los niños de la Unión Europea estaban en riesgo de pobreza o exclusión social, siendo el grupo de edad con una tasa más elevada en cerca de la mitad de los países.

Este ranking se elabora en base a datos de 2018, pero las cifras de 2019 publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) señalan que la tasa de riesgo de pobreza y exclusión afectó el año pasado a un 28,3% de los niños y niñas en España, es decir, a 2,2 millones de menores.

Esto se une al escaso gasto social en infancia y familia, que ocupa en torno al 1,2% del Producto Interior Bruto (PIB), cuando la media europea se sitúa alrededor del 2,4%; es decir, en el doble.

El relator especial de la ONU, Philip Alston, constató en su visita a España el pasado mes de febrero que “uno de cada tres niños viven en la pobreza; hay un sistema de protección patentemente inadecuado y, aunque los colegios son gratuitos, en realidad muchas familias no pueden permitirse los gastos aparejados a la educación”.

Un informe reciente de Save the Children asegura que los tres tipos de hogares con más riesgo de pobreza en España son aquellos encabezados por madres solteras, personas migrantes y los que reúnen a abuelos, padres y nietos en el mismo núcleo.

Y es que“nuestro país invierte un 40% menos que la media europea en infancia; la pobreza infantil se puede erradicar, existen los recursos humanos, técnicos y económicos. Sólo hacen falta inversiones decididas y efectividad en las políticas”, según el director general de Save the Children en España, Andrés Conde.

La Plataforma de Infancia, que reúne a varias ONG, exige aumentar la inversión contra la pobreza infantil e incrementar progresivamente la prestación por hijo a cargo hasta 2022, ya que actualmente varían entre los 341 euros anuales que reciben los hogares en riesgo de pobreza y los 588 de las familias más pobres.

El secretario de Estado de Servicios Sociales, Ignacio Álvarez Peralta, ya avanzó que la intención del Gobierno es finalizar esta legislatura con una prestación por hijo a cargo que alcance los 1.200 euros anuales, lo que supondría elevarla un 251%.

(SERVIMEDIA)