Quantcast

UGT dice que, si el salario mínimo de convenio se sitúa en 1.000 euros, el efecto del SMI es “mínimo”

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, señaló este lunes que, si el salario mínimo de convenio alcanza los 1.000 euros al mes, en línea con el acuerdo de negociación colectiva, una nueva subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta esta cifra tendría un efecto “mínimo”.

Así lo dijo Álvarez en una intervención en laSexta recogida por Servimedia en la que fue preguntado por la reacción de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) a una posible subida del SMI a 1.000 euros mensuales para el próximo año. Su presidente, Antonio Garamendi, lo consideró “una barbaridad que llevaría a mucha más gente a la economía sumergida”.

Desde UGT, Álvarez afirmó que “en absoluto” lo es y recordó el acuerdo de negociación colectiva suscrito entre patronal y sindicatos, que hace referencia a instar a situar de manera progresiva el salario mínimo de convenio en 14.000 euros anuales, lo que supone 1.000 euros al mes en 14 pagas.

“Si esto se produce, el efecto del SMI sobre los salarios de conjunto del país es mínimo, porque fuera de los convenios colectivos hay pocos trabajadores”, explicó el líder de UGT. “Si piensan cumplir”, dijo Álvarez en referencia a los empresarios, “ése (la subida del SMI) no es un gran problema para este país”.

En este sentido, incidió en que el planteamiento de UGT es que el SMI alcance el 60% del salario medio a lo largo de la legislatura y “que lo acordemos, si es posible, con los empresarios”.

Por otra parte, Álvarez fue preguntado sobre la marcha de las negociaciones entre el PSOE y ERC y el calendario para la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

Se limitó a decir que con independencia de la fecha en que se produzca, “estamos ante lo que yo creo que será un acuerdo que permitirá al señor Sánchez asumir la presidencia del Gobierno y una mesa de negociación en la que, sobre todo, la partida será la Constitución, el Estatuto de Autonomía, y en ese marco va a estar el diálogo”. “Lo demás tiene mucho que ver con el momento político en el que estamos”, interpretó.

Cuando se forme Gobierno, entre las medidas más urgentes a adoptar, según UGT, está la derogación del artículo 52 apartado d. del Estatuto de los Trabajadores, que posibilita el despido cuando se supera un determinado porcentaje sobre jornadas hábiles de faltas por absentismo, aunque estén justificadas. El máximo responsable del sindicato dijo al respecto que “hay miles de trabajadores que están siendo despedidos por esa circunstancia”.

También citó la derogación de las reformas laborales, la de pensiones de 2013 o hacer un plan de lucha contra el desempleo como otras materias pendientes para el nuevo Ejecutivo.