Quantcast

Greta Thunberg encabezará en Madrid la manifestación por el clima del próximo viernes

La joven activista sueca Greta Thunberg (16 años) encabezará la manifestación por el clima organizada para el próximo viernes en Madrid, que partirá a las 18.00 horas de Atocha hasta concluir en Nuevos Ministerios, donde pronunciará un discurso junto a otros jóvenes ecologistas y que será seguido de conciertos de grupos como Amaral o Macaco.

España consiguió movilizar el 27 de septiembre a un total de 400.000 personas para manifestarse contra el cambio climático en todo el territorio nacional, según datos de Fridays For Future, el movimiento iniciado por Thunberg con protestas cada viernes. La manifestación del próximo 6 de diciembre adquiere un eco internacional por la Cumbre Mundial del Clima (COP 25), que se desarrolla desde el lunes en Madrid bajo la presidencia de Chile.

De ello dan cuenta las decenas de medios internacionales que han acudido este miércoles a la rueda de prensa convocada por las organizaciones de jóvenes por el clima para detallar los pormenores de la macro protesta que pretende reunir dentro de dos días a centenares de miles de manifestantes, que exigirán a los delegados que asisten a la Conferencia de Naciones Unidas un “compromiso real” para atender la emergencia climática.

“Nadie duda ya de que 2019 ha sido el año del despertar climático, de los que jóvenes que se han levantado para pedir más ambición y medidas valientes a la clase política para hacer frente a la crisis climática”, arrancó Pablo Chamorro, portavoz de la Marcha por el Clima. El lema que llevará la pancarta de cabecera -y que portará la propia Greta Thunberg tras atravesar el Atlántico desde Virginia- es ‘El mundo despertó ante la emergencia climática’, tanto en castellano como en inglés.

Asimismo, la impronta de Chile -donde debería haberse celebrado la cumbre de no ser por las protestas que asolan al país- estará muy presente en la manifestación, a la que acudirán líderes indígenas como Juan Antonio Correa, mapuche y coordinador de la organización Minga Indígena. “Los pueblos indígenas hemos estado ausentes de la negociación climática” y “están matando a nuestros líderes en los lugares donde hay conflictos medioambientaes”, denunció en la rueda de prensa de Fridays For Future.

Por su parte, la activista chilena Estefanía González señaló que “el mundo está despertando” y, en referencia a los manifestantes chilenos que han perdido alguno de sus ojos por la represión de las protestas contra el Gobierno, insistió en la necesidad de que Chile adquiera compromisos reales con el cambio climático dada su responsabilidad como país que preside -aunque no acoge- la COP 25.

La manifestación de este viernes se prevé multitudinaria y los propios organizadores no descartan la presencia de grupos antisistemas que generen disturbios, por lo que llamaron a “bloquear” a los manifestantes violentos para que la marcha transcurra como se pretende: familiar, masiva, reivindicativa y pacífica. De hecho, culminará en Nuevos Ministerios con un tono festivo tras recorrer el Paseo del Prado, Recoletos y parte de Castellana, donde la joven Greta Thunberg leerá un manifiesto y habrá conciertos de grupos como Amaral o Macaco, además de ‘performances’ indígenas.

Los organizadores ya han previsto 1.300 alojamientos para activistas procedentes de todo el mundo, así como 50 autobuses que traerán a jóvenes de toda España, más los que se desplazarán por sus propios medios para acudir a la manifestación. También habrá una delegación de un centenar de jóvenes chilenos para recordar que la cumbre y, por consiguiente, la protesta deberían haberse celebrado allí de no ser por la inestabilidad del país.

“Se supone que iba a ser una COP 25 latinoamericana y traemos nuestras voces; tenemos ocho años para evitar una catástrofe climática”, dijo por la portavoz de Fridays For Future en Chile, Ángela Santiago.

El portavoz de las negociaciones de los jóvenes por el clima, Javier Andaluz, señaló por su parte que “debemos triplicar los compromisos puestos sobre la mesa” en la cumbre, ya que “la última oportunidad para que los países cierren un acuerdo” sobre los diversos temas en discusión como el mercado de emisiones. Asimismo, aseguró que los negociadores deben ser “claros” para explicar qué medidas concretas se van a aplicar.

(SERVIMEDIA)