Quantcast

Nuevo varapalo para NC y PP por la obra del edificio de aparcamientos de Arguineguín

El Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de la Comunidad Autónoma de Canarias ha desestimado los recursos interpuestos por Nueva Canarias y Partido Popular así como el de Proyectos Construcciones ADRIMAT S.L contra el acuerdo adoptado en sesión plenaria del Ayuntamiento de Mogán por el que se aprobó la modificación del contrato de la obra del edificio de aparcamientos de Arguineguín. De esta forma los trabajos no se paralizarán y seguirán a pleno rendimiento como hasta ahora.

La justicia ha desestimado el recurso en materia de contratación de los portavoces de la oposición del Ayuntamiento de Mogán, Isabel Santiago (NC) y Maicol Santana (PP), en su intento por paralizar la obra del edificio de aparcamientos de Arguineguín, una actuación de gran envergadura financiada por el Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN) y el Ayuntamiento de Mogán que dotará al barrio marinero con nuevas 486 plazas de aparcamiento, necesarias para solucionar los problemas de movilidad y estacionamiento en uno de los núcleos más céntricos y transitados del municipio.

El Tribunal Administrativo señala que las argumentaciones de los recurrentes “se han limitado a desarrollar la doctrina relativa al cumplimiento de los supuestos justificativos de los modificados, expresando su particular disconformidad con el parecer de los técnicos municipales, pero sin aportar prueba, dato o evidencia alguna que conduzca, siquiera, a sospechar que nos encontraríamos ante un caso de infracción del ordenamiento jurídico, vulneración de la principios de transparencia, igualdad o libre competencia, error manifiesto o arbitrariedad atribuible a la actuación administrativa”.

Los recursos interpuestos se han desestimado tras concluir el Tribunal que la modificación del contrato “se encuentra adecuada y suficientemente motivada en el expediente contractual y que ningún caso encubre circunstancias que deberían haber originado la resolución del mismo y su nueva licitación” como pretendían desde Nuevas Canarias y Partido Popular.