Quantcast

Bolaños dice que la resolución del TC debe acatarse pero alega que no puede paralizar la actividad parlamentaria

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha asegurado este lunes que la resolución del TC debe acatarse pero ha advertido de que la Ley no confiere al citado Tribunal la posibilidad de paralizar la actividad parlamentaria.

En este sentido, ha señalado que lo ocurrido hoy es de una «gravedad máxima», porque el TC ha tomado la decisión en un tiempo inusualmente breve y con una mayoría exigua de seis votos frente a cinco. Además, ha asegurado que el Gobierno no comparte «ni el insólito procedimiento seguido» ni tampoco el fondo de la decisión «nunca antes visto en las Cortes Generales», según ha subrayado.

Bolaños ha realizado una declaración desde Moncloa, después de que el Pleno del Tribunal Constitucional acordara en la noche del lunes suspender de forma urgente la tramitación parlamentaria de las dos enmiendas por las que se modifica el sistema de elección y llegada de los dos candidatos al TC que nombra el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). De este modo, el tribunal de garantías admitía las medidas cautelarísimas solicitadas por el PP en su recurso contra dichas enmiendas.

El ministro ha acusado al TC de detener la acción legislativa de los parlamentarios, «representantes legítimos del pueblo español» y ha remarcado que es algo que no había ocurrido nunca en los últimos 44 años, que no ha pasado jamás «en ningún país europeo de nuestro entorno» y que afecta a los fundamento de la separación de poderes.

«La ley no confiere al Constitucional la posibilidad de paralizar la actuación de las Cortes Generales. Es más, esa facultad existía y en 1985 se derogó, precisamente para evitar que se pudiera impedir a los parlamentarios debatir y aprobar asuntos. Lo que se pretendía evitar, justo ha ocurrido hoy», ha lamentado Bolaños.

También ha afeado al TC que haya «paralizado su propia renovación» que está pendiente desde hace seis meses y que lo hayan hecho algunos magistrados que «con su voto han decidido su propio futuro», ha apostillado.

El ministro ha acusado al PP de querer controlar el Parlamento también cuando no tiene mayoría pues a su juicio «quiere decidir qué se aprueba y qué no se aprueba». Este es, según Bolaños, el nuevo motivo que se ha revelado hoy por el que el PP pretende bloquear el Consejo General del Poder Judicial y el TC.

«Hoy, lamentablemente, se ha abierto esa puerta y no sabemos a dónde nos conducirá, ya que el principal partido de la oposición ha recurrido siempre ante el Tribunal Constitucional todos los avances de la sociedad española: lo hizo con la ley del aborto, la ley de igualdad, la ley de matrimonio igualitario, la ley de eutanasia o la reforma laboral», ha recordado.

Por tanto, ha señalado que el actual no es un conflicto entre partidos ni instituciones sino entre quienes cumplen la Constitución y «quienes la incumplen desde hace cuatro años», en referencia al PP.

Finalmente, el ministro ha asegurado comprender y compartir la preocupación que sienten los ciudadanos «en el día de hoy» y ha trasladado que el Gobierno «está con ellos para garantizar sus derechos». Asimismo, ha señalado que quiere transmitir «tranquilidad» y que el Gobierno «seguirá actuando siempre en el marco de la ley y la Constitución» frente a los que «han decidido rebasar todos los límites».

«Así construimos nuestra democracia y así la preservaremos. La democracia y la Constitución, al igual que la verdad, siempre se abrirán camino a pesar de las dificultades. No tengan duda», ha terminado Bolaños.