Quantcast

Dermatitis atópica por sudor: causas, tratamiento y prevención

Con las altas temperaturas es más que lógico que tengamos un sudor mucho más intenso, lo que puede producir lo que se conoce como dermatitis atópica. Esta es una dermatitis que se manifiesta en cualquier parte del cuerpo y es más frecuente en los pliegues donde provoca picazón.

El motivo de ello se debe la irritación. La zona afectada presenta enrojecimiento, escamas o ampollas. Es más; durante el verano es frecuente que la dermatitis atópica mejore gracias a la influencia del sol y de la ausencia de los cambios bruscos de temperatura propios del invierno. Ahora bien, ¿qué tratamiento y prevención hay para esta dermatitis atópica? Lo repasamos.

Recomendaciones para su prevención

La única manera de prevenir este tipo de eccema causada por la dermatitis por sudor es la prevención. Para ello, existen las recomendaciones para evitar este tipo de rojeces.

  • Secar el sudor sin arrastrar. Si eliminamos el sudor de manera brusca, puede aumentar el riesgo de producir una irritación.
  • Hidratarnos constantemente: a nosotros y a nuestra piel. La sequedad de la piel son más propensas a la aparición de eccemas.
  • Protección solar siempre, y si es para piel sensible mucho mejor. El protector solar debe ser siempre un paso imprescindible de nuestra rutina, pero con las altas temperaturas es recomendable usar cremas para piel sensible.
  • Ojo con la ropa. Cuando nuestra piel se pone en contacto con tejidos de lana o sintéticas, pueden provocar reacciones alérgicas.
  • Mantener una rutina de limpieza facial sencilla pero efectiva. Hoy en día existen una multitud de productos para mantener la piel limpia y sana: sérums, hidratantes, tónicos, ect. Pero la superabundancia de productos es una de las principales causas de la sensibilidad cutánea