Quantcast

El broche de oro de Arguiñano para un arroz a la cubana perfecto

El arroz a la cubana es uno de esos platos que no pueden faltar en la dieta de nadie. Por múltiples razones: es barato, es facilísimo de preparar y suele gustar a casi todo el mundo, incluidos los más pequeños de la casa. Vamos, que se trata de un comodín de lo más útil para un montón de familias.

Pero ni siquiera una receta tan sencilla como puede ser el arroz a la cubana es igual para todo el mundo, ni mucho menos. Sin ir más lejos, el televisivo cocinero Karlos Arguiñano le ha dado su propio toque al plato.

 

Con o sin plátano

El broche de oro de Arguiñano para un arroz a la cubana perfecto

Algunos espectadores se sorprendieron al ver cómo el conocidísimo chef Karlos Arguiñano añadía plátano al arroz a la cubana. En realidad, es algo que forma parte de la receta original, por mucho que, poco a poco, mucha gente haya decidido ir quitando este complemento de sus versiones del plato.

Pero, en origen, el plátano frito era, ya decimos, una parte imprescindible el arroz a la cubana, y todavía continúa siendo así en muchos casos.