Quantcast

El peligro oculto de las cápsulas de café: así afectan a tu salud

Sin dudas las cápsulas de café llegaron al mercado para solucionarnos la vida rápidamente a la hora de preparar el desayuno. Tal fue así que desde que llegaron a España se convirtieron en uno de los productos más consumidos para calcular la denominada cesta de la compra. Lo que muchos de los consumidores no saben es que algunos de estos productos pueden esconder azúcar, una cantidad de cafeína inexacta y riesgos medioambientales. Existen varios aspectos a tener en cuenta, por eso te lo vamos a contar en detalle en el siguiente artículo.

Cantidad de café en una cápsula de café

Cantidad de café en una cápsula de café

Los cafés que se usan habitualmente para preparar la infusión pueden ser robusta o arábica, pudiendo combinarse ambos en distintas proporciones. Un café 100% robusta puede triplicar la cantidad de cafeína, mientras que el arábica es más ligero en ese sentido, con un sabor más ácido, afrutado y complejo. Al introducir robusta en la mezcla, se consigue un café más amargo y áspero, con sabores terrosos y de frutos secos. La cantidad de café molido que incluyen las cápsulas también varía de una marca a otra, siendo la media de Nespresso unos 5,5 g, pudiendo llegar hasta 8 g en otras compañías.