Quantcast

Consejos para conciliar el sueño de forma natural

El insomnio es la incapacidad para conciliar o mantener el sueño que afecta a millones de personas en todo el mundo. Estudios médicos validan que el insomnio tiene consecuencias importantes para la salud y la seguridad de las personas, siendo las más habituales la falta de energía, la falta de concentración en el trabajo y el cansancio. Pero también puede conllevar a estrés, irritabilidad o ansiedad.

En este artículo, hablaremos de algunos consejos para conciliar el sueño de forma natural. También estaremos revisando algunas de las causas del insomnio y ofreceremos soluciones para ayudarte a dormir bien, así que si este es tu caso ¡Sigue leyendo!.

Algunas causas del insomnio

El insomnio puede estar causado por varios factores:

  • Las causas más frecuentes de insomnio son las alteraciones emocionales y aquellas situaciones que van acompañadas de emociones fuertes como la preocupación, la tensión psíquica, la angustia, el miedo o la tristeza. Estos insomnios tienden a hacerse crónicos con el tiempo.
  • Además, existen razones médicas. Las enfermedades o dificultades físicas que impiden la relajación antes de dormir, que interrumpen el sueño durante la noche, que producen molestias o sensaciones desagradables como picores y escozores, etc., pueden impedir un sueño reparador. También se incluyen las enfermedades mentales (ansiedad, depresión, esquizofrenia), así como otros trastornos del sueño que repercuten en un sueño limitado o deficiente
  • También hay factores externos, como los malos hábitos de sueño, el uso y abuso de sustancias y medicamentos, el trabajo por turnos o los viajes frecuentes, que tienen un impacto desfavorable en el sueño.
  • Además, hay insomnios relacionados con la ingesta de estimulantes como el café, chocolate, refrescos, entre otros.

Lo que puedes hacer de forma natural

Cuidado con la alimentación antes de dormir

Antes de acostarte, evita las comidas con excesos. Intenta comer dos o tres horas antes de dormir. Si sientes hambre justo antes de acostarte, intenta comer un pequeño y nutritivo alimento como una taza de yogurt o cereales sin azúcar.

Incluye en tu ingesta diaria productos con extractos naturales para conciliar el sueño que te ayuden a descansar mejor; resultan una excelente opción natural y efectiva.

Evita el alcohol, el café o los refrescos.

Mantén una rutina de sueño regular:

  • Acuéstate y levántate todos los días a la misma hora. Cada noche, acostarse a la misma hora enseña a tu cuerpo y a tu mente a relajarse y a prepararse para el descanso.
  • Sal de la cama si no puedes dormirte. Levántate y vete a otro lugar de la casa si te quedas despierto durante 15 minutos. De este modo, tu cama será menos estresante.
  • Dedícate a un pasatiempo relajante como la lectura. Esto también puede ayudarte a concentrarte en el hecho de que no estás durmiendo. Vuelve a la cama cuando te sientas cansado.

Haz que tu espacio para dormir sea más agradable y cómodo

  • Un colchón cómodo es esencial. Será difícil sentirse lo suficientemente a gusto como para dormir en una cama desigual, demasiado blanda o demasiado dura.
  • Manténgase cómodo. Cuando duermes, tu temperatura corporal desciende. Asegúrate de que tu espacio para dormir esté lo suficientemente fresco sin que esté demasiado frío como para que te despiertes con un escalofrío. Experimenta con el termostato y las mantas para descubrir qué temperatura te conviene más.
  • Apaga la luz. Es difícil dormir en una habitación con la luz de la calle, la televisión o el ruido del vecino de al lado. Para conciliar el sueño, oscurece tu espacio utilizando cortinas y puertas. También puedes probar a llevar un antifaz para dormir.
  • Reduce los sonidos. Asegúrate de que tu espacio sea lo más silencioso posible. Para ayudarte a dormir, considera la posibilidad de utilizar un ventilador, música suave o una alternativa similar.
  • Quita el reloj. Es posible que ver pasar el tiempo sea estresante. Gira tu reloj para que no puedas verlo desde la almohada.
  • Guarda tu teléfono y otros aparatos electrónicos. Apaga cualquier dispositivo que te recuerde los correos electrónicos que debes enviar o las tareas que debes completar. Rendirás mejor si haces estas cosas por la mañana después de haber dormido bien.

Practica la relajación

Prueba diferentes técnicas para desconectar. Encuentra lo que mejor funciona para ti. Esto podría incluir:

  • La leche caliente o el té de hierbas son buenas opciones.
  • Tomar una ducha o un baño caliente antes de acostarte.
  • Lee un libro o una revista para pasar el tiempo.
  • Escuche música suave o un audiolibro antes de dormir.
  • Meditar
  • Respira abdominalmente.

En resumen, se puede decir que el insomnio es un problema que afecta a un gran número de personas. Puede estar causado por una serie de factores, incluidos los de salud física y mental. Pueden ser ambientales o estar relacionados con factores del estilo de vida, como el trabajo por turnos y el consumo de cafeína o alcohol en algunas situaciones.

La privación del sueño puede tener un amplio abanico de consecuencias, que van desde un pequeño cansancio hasta una enfermedad grave.

Dada la creciente prevalencia de los problemas de sueño en muchos países, se vuelve una necesidad abordar esta problemática e incentivar a las personas a escoger mejores hábitos para mejorar su salud de forma natural.