Quantcast

Ensaladas originales que no llevan ni lechuga ni tomate

Las ensaladas son uno de los platos preferidos del verano, bien como plato principal o como acompañamiento, resultan refrescantes y sabrosas. Pero es cierto que la mayoría de nosotros al escuchar ensalada pensamos en lechuga y tomate. Pero es un mundo mucho más amplio que puede sorprendernos por la variedad y cantidad de ingredientes que pueden darle forma. Para demostrártelo hoy hemos hecho una recopilación de ensaladas que no llevan ni lechuga ni tomate. Seguro que no te  resistes a probarlas.

Ensalada de garbanzos

Ensaladas originales que no llevan ni lechuga ni tomate

Comenzamos con una ensalada que puede ser una gran idea para comer legumbres en verano. Puedes hacerla con 400 gramos de garbanzos cocidos (puedes comprarlos en bote), 125 gramos de pimiento rojo picado y 125 gramos de pimiento verde, 100 gramos de pepino, 1 manzana, 1 tomate, 1 limón, aceite de oliva virgen, sal, pimienta y comino. 

Los garbanzos son ricos en hidratos de carbono de absorción lenta y además tienen proteínas de alto valor biológico y tienen un alto contenido en fibra. Tienen vitaminas del grupo B, ácido fólico y vitamina E.