Quantcast

Ingreso en prisión para el hombre que abusó de una menor en un centro de acogida en Las Palmas de Gran Canaria

El magistrado del Juzgado de Instrucción Número 3 de Las Palmas de Gran Canaria –competente en materia de protección de la infancia–, Tomás Martín, ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para el hombre que presuntamente cometió un delito de agresión sexual a una menor de 4 años en diciembre de 2021 en un centro de acogida de la capital grancanaria.

Así se recoge en el auto dictado por el magistrado, pudiéndole pedir las partes interesadas en la resolución de este caso hasta 15 años de cárcel para el detenido.

Los hechos acaecidos se remontan a diciembre de 2021, si bien el hombre, de 35 años y natural de Mali, fue detenido el 20 de febrero por presuntamente abusar sexualmente de una niña de 4 años, natural de Guinea Conakri, en un centro de migración de Las Palmas de Gran Canaria.

Los hechos se sucedieron un día del mes de diciembre cuando en el transcurso de una comida entre personas que se encuentran en el centro, la madre le pidió a la menor que fuera a la habitación en la que se alojan a por unas prendas de ropa, donde el presunto autor de los hechos la sorprendió y la trasladó a un ‘camastro o sofá’ donde la penetró.

Sin embargo ante la tardanza de la pequeña, la madre decidió ir a buscarla y si bien en un principio no la encontró, finalmente la menor apareció bajando unas escaleras, observando entonces la mujer que su hija no andaba como habitualmente, según explicaron fuentes de la investigación.

Ante esta situación la mujer comprobó si la menor se había mojado pero al ver que esto no era así le preguntó qué le ocurría, a lo que la pequeña no respondió, por lo que su madre fue al baño con ella y observó como la niña de 4 años tenía semen en su ropa.

Es entonces cuando su madre le convence para que le cuente qué le ha ocurrido y la pequeña indica que un hombre le ha hecho daño.

La madre, en un primer momento, sólo se lo comentó a la pareja del presunto autor de los hechos pero no se lo trasladó a los trabajadores del centro. Sin embargo, semanas después empleados del centro de migración escucharon a un menor que sabía que habían abusado de una niña, por lo que los trabajadores hablan con la madre, que les cuenta todo y es entonces cuando se interpone una denuncia ante la Unidad de Atención a la Familia y la Mujer (UFAM) de la Policía Nacional.

A partir de ese momento agentes de la UFAM indagan para verificar los hechos y finalmente detienen al hombre, cuyo arresto tuvo que retrasarse porque tuvieron que esperar a que saliera de un confinamiento porque tenía el Covid-19.

El hombre se encontraba en el mismo centro de migración que la mujer porque al llegar a Canarias se busca favorecer el agrupamiento familiar y en el caso del detenido estaba con un sobrino.