Quantcast

Los ministros de Exteriores de la UE discutirán su reacción a la amenaza rusa contra Ucrania

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea tratarán el lunes la respuesta europea ante el despliegue militar ruso frente a las fronteras en Ucrania, en una reunión en la que los Veintisiete redoblarán el mensaje de aviso a Moscú aunque sin tomar medidas preventivas.

El Consejo de Exteriores de la UE buscará dar una imagen de firmeza frente a la actitud beligerante rusa en Ucrania y empezar a discutir el paquete de sanciones contra Rusia, después de desplegar equipamiento pesado, vehículos armados, tanques, drones y sistemas electrónicos con fuerzas de combate frente a las fronteras ucranianas, lo que ha hecho saltar las alarmas.

El objetivo es reiterar a Moscú que cualquier agresión contra su vecino tendrá un alto coste, pero a la vez la UE quiere que con este enfoque de disuasión se rebaje la crisis. En Bruselas cunde la idea de que hay que actuar con inteligencia y por eso el bloque europeo mide sus pasos para no contribuir a aumentar la tensión, algo que podría usar Rusia para justificar un ataque contra Kiev.

«Trabajamos muy duro para evitar ese escenario con contactos también con las autoridades rusas», ha apuntado un alto cargo de la UE, que ha destacado por otro lado los contactos con el ministro ruso de Exteriores, Sergei Lavrov.

Se espera que los Estados miembros «pongan sobre el papel» los planes para responder a Moscú pero no se espera ningún anuncio ya el lunes, después de que el propio Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, haya descartado medidas preventivas pero sí haya amenazado con un «arsenal de sanciones» en coordinación con Estados Unidos para «cortocircuitar» la economía rusa en caso de agresión.

En apoyo a Ucrania, los países de la UE ya mantienen línea directa con Kiev para reforzar su defensa ante las acciones híbridas a las que se enfrenta. «Ya hay medidas positivas para ayudar a mejorar su resistencia en la esfera de desinformación», ha subrayado el alto cargo de la UE.

DEBATE SOBRE VENEZUELA Y SANCIONES CONTRA EL GRUPO WAGNER

En la agenda de los ministros está la situación en Venezuela, después de las elecciones regionales y locales del pasado 21 de noviembre que contó con observadores europeos.

La idea es que la UE juegue un papel y haga seguimiento de la situación en el país, con la vista puesta en las conversaciones entre Gobierno y oposición en México.

El lunes verán la luz las sanciones europeas contra tres entidades y ocho personas implicadas con el Grupo Wagner, el grupo paramilitar ruso presente en distintos países africanos y que resultó clave para los conflictos en Libia y Ucrania.

Con esta medida, la UE quiere contrarrestar la creciente influencia de este colectivo en África y disuadir a socios como Malí de contratar sus servicios, lo que va en contra de las misiones militares que la UE mantiene en la región del Sahel.