Quantcast

Quiché de jamón y queso: el truco para que no se te quede seco

Quedarás maravillado cuando pruebes el quiché de jamón y queso, después de seguir los consejos y el truco que estoy por compartirte para que quede perfecta y nada seca. Cuando la haces con jamón y queso, estarás haciendo una variante del quiché de Lorraine, el cual  tiene su origen en la Francia del siglo XVII específicamente en la región de Lorena, al Noroeste de ese país.

Al hacerla siguiendo estos consejos, será un plato que definitivamente se convertirá en el favorito de tus reuniones y comidas familiares.

   

Cuidar la cocción: el paso final del éxito de la quiché de jamón y queso

La cocción del quiché debe ir poco a poco, sin prisas, por ello, es indispensable que la temperatura se encuentre entre los 160 y 180° C. 

Con relación al tiempo que debe estar en el horno, la quiché debe hornearse alrededor de los 35 a 45 minutos; el tiempo dependerá de que tanto relleno contenga, para garantizar que quede cuajado completamente. Sabrás que está en su punto, cuando los bordes luzcan dorados y la parte central apenas tiemble.

Antes de servirla déjala reposar por al menos 20 minutos y estará para chuparse los dedos y con un interior cremoso que te encantará. Si amas las quichés, tienes que probar estos ricos sabores: una ligera de espinacas o una que será un verdadero delirio de queso y nueces.

hornear
Foto: Pixabay