Quantcast

El CJE alerta de que las partidas para jóvenes en los PGE no resuelven sus problemas cronificados

El Consejo de la Juventud de España (CJE) ha alertado de que el incremento de partidas en políticas de juventud que se incluye en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022 –que han sido aprobados en primera fase en el Congreso– «no viene de ingresos estructurales» y corren «riesgo» de permanencia. De ahí que hayan reclamado al Ejecutivo «políticas estructurales que resuelvan los problemas cronificados» que sufre el colectivo.

Aunque la entidad valora «positivamente» el contenido de las cuentas estatales para el próximo año y que en ellas se haya «visibilizado la situación de la juventud» y la sitúe «en el centro de las inversiones», sí alertan de que esta situación «esconde una realidad preocupante para la estabilidad de la vida de las personas jóvenes en su conjunto».

Entre las partidas presupuestarias, el CJE destaca las relacionadas con la educación. «Las sensaciones generales son positivas, apoyamos el aumento del presupuesto para becas y la reforma de su tramitación para que este procedimiento sea más ágil, pero sigue sin actualizarse los umbrales de renta, por lo que estas becas no llegarán a todo el estudiantado vulnerable», ha apuntado.

Del mismo modo, consideran «positivo» el «aumento de más de un 20% del presupuesto para el programa de refuerzo escolar», pero, según apunta el CJE, «sigue sin estar a la altura del entorno europeo» ya que España «dedica» a estos programas «un tercio» de lo que destinan otros estados del entorno.

EMPLEO Y IMV

El Consejo celebra también que se incremente el presupuesto a la inspección de trabajo un 12,5% ya que, según apunta, es «una de las reivindicaciones históricas» de la entidad. Sin embargo, en este caso, «lamentan» que «no haya noticias sobre el Plan de Choque de empleo juvenil».

«Creemos que hace falta un esfuerzo mayor para impulsar este programa, además, destacamos el incremento de las partidas para aumentar el parque público de vivienda dado que las ayudas al alquiler joven no son una solución a medio y largo plazo», ha indicado el CJE.

A su juicio, «si se hubieran atendido las reclamaciones del CJE respecto al IMV, toda la juventud vulnerable del país tendría garantizados los mismos derechos que el resto de personas adultas en el acceso al IMV». Y, según ha apuntado el Consejo, «estas medias solo hubiesen supuesto 2.000 millones de euros».

UNA ALIANZA POR LA JUVENTUD

Para el Consejo no son admisibles las justificaciones de las administraciones, ya que otras partidas de los distintos ministerios sí han aumentado. Así, ven «insuficiente el incremento en 100 millones de euros para la estrategia en salud mental» y «el aumento en las partidas destinadas a la contratación del personal sanitario».

«Desde el CJE defendemos que la única opción posible es mantener los contratos el tiempo necesario para corregir esta situación y disminuir las listas de espera», apunta.

Es por eso que, a nivel general, reivindican la necesidad de «comprometer tanto a los poderes públicos como al conjunto de la sociedad civil a alcanzar una Alianza por la Juventud lo más pronto posible».