Quantcast

Batet ensalza los acuerdos entre socialistas, liberales y democristianos

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha elogiado este martes los acuerdos entre liberales, socialdemócratas y democristianos que, ha recordado, fueron la base de Constituciones como la española e incluso de la propia Unión Europea y ha lamentado que en la actualidad estos pactos entre los partidos «centrales» escaseen o incluso «se rehuyen»

Así lo ha puesto de manifiesto Batet durante la presentación en el Congreso del libro ‘Lecciones de Derecho Constitucional de España y de la Unión Europea. La Constitución Económica’ del vicepresidente de la Fundación Alternativas y ex diputado y ex secretario de Estado para la Unión Europea Diego López Garrido.

Batet ha señalado que, sin perjuicio de la integración constante de «otras aportaciones», el «diálogo» y la «síntesis» entre la socialdemocracia, el liberalismo y de la democracia cristiana continúa siendo «la mejor garantía de acierto y eficacia en el desarrollo de nuestros derechos constitucionales», tanto en la Unión Europea como de las instituciones nacionales.

«Es bueno recordarlo en tiempos en los que las opciones menos integradoras y más confrontacionales parecen ganar terreno y en que los grandes acuerdos entre las fuerzas políticas centrales escasean o incluso en algunos casos se rehuyen», ha apostillado la presidenta el Congreso.

Batet ha reivindicado la Constitución española como «proyecto compartido de convivencia» y ha remarcado que la mejor respuesta que se puede dar a quienes «pretenden su deslegitimación» es su «lectura» y la «constatación de su vigencia» y de la «amplitud del consenso que expresa en términos de cohesión e integración de la sociedad española».

REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

La presidenta ha destacado que los tratados de la UE «complementan a la Constitución sin sustituirla», pero sí integrando nuevos contenidos y desarrollos en su texto. Además, ha recordado que en 2005 el Gobierno llegó a consultar al Consejo de Estado sobre la posibilidad de reformar la Carta Magna incluir la integración de España en al construcción política de Europa.

Según ha rememorado, el máximo órgano consultivo informó favorablemente e incluso propuso posibles redacciones para esa eventual reforma que se ha hecho ya en algunos países como Alemania. Sin embargo, finalmente no se acometió porque en aquel momento no había «clima parlamentario» para abrir ese debate.

SÓLO DOS REFORMAS CONSTITUCIONALES Y «A TRANCAS Y BARRANCAS»

Durante la presentación de su libro, el autor, Diego López Garrido, ha hablado de una cuestión que no aparece en su obra y que, en su opinión, es «una asignatura pendiente» en nuestro país, como es la reforma de la Constitución de 1978, que en sus casi 43 años de historia sólo ha tenido dos reformas, y «a trancas y barrancas».

Desde su punto de vista, la Carta Magna necesita una mejora, sobre todo en lo que tiene que ver con la parte de los derechos sociales que no solo considera que están «mal situados» en la ley de leyes, sino que deberían tener «las mismas garantías» que las libertades políticas y civiles.

Entre los derechos a incluir en la Constitución, el exdirigente socialista ha destacado el derecho a la salud, el derecho a una pensión digna, el derecho a un medio ambiente sostenible o el derecho al acceso a la vivienda.