Quantcast

La lava sigue discurriendo hacia el delta lávico sin causar nuevos daños

La erupción del volcán de La Palma, que hoy cumple 56 días, continúa sin registrar novedades destacables y la lava sigue discurriendo por encima de las coladas existentes en un único cauce que se bifurca en ocasiones, especialmente en la zona baja, alimentando en mayor o menor medida a las tres zonas de llegada al mar.

El director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, destacó en rueda de prensa que no se han producido ni nuevos derrames ni más daños en infraestructuras, y la aportación de lava continúa en la zona de los deltas, provocando su crecimiento, aunque a menor velocidad que ayer y principalmente en la parte sur del delta que se creó en la playa de Los Guirres.

La directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias y portavoz del Comité Científico del Pevolca, María José Blanco, indicó, por su parte, que la altura de columna eruptiva medida hoy a las 08.45 horas fue de 3.100 metros, con una dispersión en dirección SW.

Respecto a la predicción meteorológica, el viento desde superficie a 5.000 metros tendrá una componente E, lo que dispondrá la nube de cenizas y dióxido de azufre (SO2) en dirección O-SW. Durante las próximas 36-48 horas será un escenario favorable para la operatividad del Aeropuerto de La Palma. Además, no se espera que el sistema de baja presión afecte de forma directa a Canarias.

La sismicidad se sigue manteniendo a profundidades superiores a 20 km en el mismo número y respecto a las profundidades intermedias, entre 10 y 15 km, se mantiene baja respecto a las semanas anteriores. La magnitud máxima en las últimas 24 horas ha sido un evento que se produjo a las 05.24 horas, con una magnitud de 4,7 mbLg a 37 km y sentido con una intensidad máxima IV. El nivel de sismicidad actual sigue indicando que es posible que se produzcan más sismos sentidos, pudiéndose alcanzar intensidades de V y VI.

En relación a la deformación del terreno, la estación más cercana al centro eruptivo (LP03) sigue mostrando deformaciones que reflejan la dinámica del proceso eruptivo y el resto de las estaciones, una tendencia general a la deflación regional.

Respecto a las emisiones de SO2 asociadas al penacho volcánico, las medidas efectuadas ayer por miniDOAS en plataforma móvil marítima fueron menores que en días anteriores, aunque siguen teniendo unos valores altos. En concreto, ayer se midieron entre 2.000 y 4.000 toneladas diarias. Respecto a la emisión difusa de co2 asociada a Cumbre Vieja, continúa registrando valores por encima de los niveles de fondo y son estables ya desde hace unos diez días, reflejando un valor que está entre 1.800 y 2.000 toneladas diarias.

La calidad del aire ayer se situó en niveles buenos o razonablemente buenos en todas las estaciones, no registrándose superaciones de los limites horarios ni diarios. Durante la madrugada de ayer y la mañana de hoy se ha registrado un ligero aumento de los valores en Puntagorda y Los Llanos, pasando de niveles buenos a razonablemente buenos y alcanzando valores regulares en ciertos momentos. En el resto de las estaciones los valores se mantienen hoy en un nivel de calidad del aire bueno.

Sobre las partículas PM10, en el día de ayer se continuaron registrando valores bajos en el conjunto de estaciones de La Palma, con niveles buenos y razonablemente buenos salvo un episodio de alta intensidad en Los Llanos entre las 12.00 y las 14.00 asociado a labores de limpieza, derivando en una superación del valor diario. Este evento elevó la media móvil de 24 horas a nivel muy desfavorable, que se ha mantenido hasta hoy. En estos momentos los valores registrados en Los Llanos son bajos, por lo que los niveles de calidad del aire deberían ir mejorando durante la mañana si no se producen cambios significativos en las condiciones. En el resto de las estaciones los niveles se mantienen entre buenos y razonablemente buenos.