Quantcast

Villarejo defiende la ‘guerra sucia’ contra ETA

El comisario jubilado José Manuel Villarejo ha asegurado este miércoles en el Congreso que, en contra de lo que dice la cúpula de la Policía, sigue existiendo actualmente una «brigada de agentes encubiertos» que actúa de forma parecida a la suya. Además, ha defendido la ‘guerra sucia’ contra ETA: «Había que acabar con los terroristas y creo que lo hicieron muy bien mis compañeros».

En su segunda comparecencia ante la comisión ‘Kitchen’ del Congreso, Villarejo ha contestado a preguntas del diputado de EH Bildu Jon Iñarritu, que se ha interesado por la muerte de Eduardo Moreno Bergaretxe, ‘Pertur’, un dirigente de ETA político-militar que desapareció en Francia en 1976.

«Fue una decisión de ETA», ha señalado Villarejo sobre ‘Pertur’, asegurando que él mismo participó en indagaciones sobre este asunto. «No parece precisamente», le ha replicado el diputado de EH Bildu, a lo que el comisario jubilado ha terciado: «Me temo que sí».

Villarejo, que ha ironizado con su entrada en la Policía desde la «secreta» del franquismo –«juré los principios del Movimiento», ha comentado, a lo que Iñarritu ha dicho: «Como el Rey»–, ha añadido que «hubo dos o tres que se perdieron por ahí en esos mundos de Dios».

«Yo lamentablemente no participé, igualmente me hubiera gustado. Sé que es políticamente incorrecto, pero estoy convencido de que con la madre y con la patria, con razón y sin ella. Había que acabar con los terroristas y creo que lo hicieron muy bien mis compañeros», ha argumentado el expolicía procesado por la Audiencia Nacional.

Iñarritu le ha preguntado también por lo declarado en la misma comisión ‘Kitchen’ por mandos de la Policía como Eugenio Pereiro, comisario al frente de los Servicios de Información, que dijo que ahora existe «lealtad» y no hay agentes actuando sin conocimiento de sus superiores.

«Qué gracioso», ha dicho Villarejo, que ha apuntado que fue este comisario –«gran policía»– el que le facilitó los micrófonos para detener por narcotráfico a Laureano Oubiña. «Existe hasta una brigada de agentes encubiertos, como en todos los países de Europa», ha apuntado.