Quantcast

El método maestro para pelar cualquier fruta

¿Se te hace complicado pelar fruta? La verdad es que quitar la cáscara de una fruta no tiene ciencia, y más si hablamos de la cáscara de banana o mandarina. Pero en caso que pienses que es complejo, déjame decirte que hay trucos para ello.

Cuando hablamos de técnicas para pelar la fruta, hablamos de pelar por completo la piel de esta. Y no de quitarle parte de la carne, ya que casi siempre cuando queremos quitar la cáscara, quitamos parte de la pulpa de la fruta.

LEA TAMBIÉN: CÓMO DESINFECTAR LAS FRUTAS Y VERDURAS

La verdad es que hay muchos métodos, como por ejemplo el hervir algunas frutas para poder quitarles la cáscara y hacerlas en compotas. Pero también hay opciones para hacerlo y que queden completamente perfectas. Solo basta seguir los procedimientos adecuados y listo, tendremos frutas peladas en segundos y de forma correcta.

Así que a continuación toma nota de cómo debes hacerlo para que las frutas quede completamente ideal.

Método para pelar fruta y que quede perfecta

Método para pelar fruta y que quede perfecta

En caso que no tengas un pelador como el que se acostumbra a tener , igual puedes tener la fruta al momento y sin cáscara pero de forma ideal. Lo cierto es que podrás hacer todo esto con ayuda de un cuchillo.

Pero no significa que no tenga una técnica específica , podrás aplicar un cierto truco para dejar la fruta sin cáscara pero que quede completamente perfecta. Al mismo tiempo que aprendes a disminuir desperdicio de fruta y aprovechas al máximo la pulpa.

Así que ten en cuenta la forma y el tamaño.

La forma y el tamaño del cuchillo es muy importante a la hora de pelar fruta. La razón es clara, si se trata de frutas grandes como la papaya, el melón o la sandía es mejor utilizar un cuchillo grande como el cuchillo chef.

Pero si tienes fruta pequeñas como las peras, las manzanas o frutas con la pulpa muy suave como las ciruelas o duraznos, es mejor utilizar un cuchillo pequeño. Como el mondador o un cuchillo pelador.

Ten en cuenta el filo. El filo del cuchillo, ya sea que se trate de un cuchillo pequeño o uno grande, es importante para pelar correctamente la fruta sin desperdiciar nada. Ya que si el utensilio no esta correctamente afilado este arrastrara la cáscara en vez de cortarla. Lo que hará que se lleve consigo gran cantidad de la pulpa junto con la piel, no obstante si tu cuchillo esta bien afilado podrás retirar solo la piel sin ningún problema.

Mover la fruta no el cuchillo

Mover la fruta no el cuchillo

Si pelas fruta pequeña el método correcto es orientar el filo del cuchillo hacia tu cuerpo y apoyar el pulgar sobre la fruta. Entonces decimos que con la mano que tienes libre empujarás y harás girar la fruta sobre el filo del cuchillo.

Recuerda que el método es para que elimines la cáscara pero no para que elimines la pulpa. De este modo el cuchillo se queda estático y es la fruta la que se mueve, jamás el cuchillo, de esta manera se evitan accidentes y pelarás la fruta más eficientemente.

Si hablamos de fruta grande, deberás retirar un poco de fruta de los extremos para una especie de base plana tanto en la parte inferior. Y la parte superior, apoya la fruta sobre alguna de estas bases y después con el cuchillo pegado a la cáscara rebana desde arriba hacia abajo.

Esto para que puedas retirar tiras de piel, ve girando la fruta hasta que este completamente pelada.

¿Hay complicaciones?

¿Hay complicaciones?

La verdad es que no, solo basta con conocer las técnicas adecuadas y tendrás frutas picadas de forma perfecta en cuestión de segundos.

Por ejemplo si hablamos de pelar mango, algunos podrían decir que es una fruta complicada, pero no tiene ciencia tampoco.

Cuando conozcas cuál es la dirección del hueso, será necesario que acuestes el mango en una tabla para picar que, por lo general, es de madera. Y está ubicada en la cocina, lo harás realizando dos simples cortes paralelos a ambos lados de este hueso donde tendrás dos partes: una con pulpa y otra con el hueso.

Debes tener cuidado pues con ayuda del cuchillo afilado vas a realizar un corte por la superficie de la piel, seguido realizarás varios cortes longitudinales y transversales, sin tener que llegar atravesar la piel.

Cuando hayas realizado el proceso anterior, debes tener una cucharilla pues con ella irás separando los trozos de la piel. Aunque muchas personas prefieren luego de realizar este proceso, voltear la concha como si fuera una granada (o un calcetín).

Hay peladores de fruta en las tiendas como el deshuesador, que es perfecto para picar pedazos del mango por ejemplo.

Dado que tiene una semilla que puede ser un poco complicada al momento de pelar el mango, el deshuesador de mango facilitará esta tarea, pues se puede extraer integra la semilla, solo debes presionar con fuerza y hacia abajo en el centro de la fruta en donde está ubicada la semilla de esta manera la semilla quedará en el interior del deshuesador.