Quantcast

6 beneficios de trabajar con una pizarra online

En la era digital en la que estamos viviendo cada vez es más normal adaptar nuevas tecnologías en nuestro día a día. Durante la pandemia hemos visto cómo muchos profesores tuvieron que cambiar sus métodos de enseñanza y para trabajar desde casa también hemos tenido que alterar, para bien, nuestro día a día. Cada vez son más las herramientas que nos facilitan el trabajo y el uso de la pizarra online ha llegado para quedarse.

Una pizarra online es un lienzo virtual en el que prácticamente se puede hacer de todo: desde llevar a cabo lluvias de ideas hasta elaborar mapas conceptuales, pasando por diagramas de todo tipo, reuniones, talleres, gráficos, infografías… Es por ello que durante la pandemia el uso de aplicaciones que ofrecen estos servicios se ha disparado considerablemente pero ante esta “nueva normalidad” se ha asentado porque los trabajadores se han dado cuenta de la ayuda que puede suponer por sus atractivas funcionalidades.

Beneficios de utilizar una pizarra online

Tanto si trabajas en el sector de la educación como profesor o estudiante, como si tienes una empresa, o eres jefe de un equipo, puede interesarte el uso de una pizarra virtual por distintos motivos:

1- Aprendizaje interactivo

Para los estudiantes, tener una pizarra digital les hará la vida mucho más fácil. No solo porque se ganará su atención más rápido al ser todo virtual, sino porque podrán escribir, dibujar e interactuar con la pizarra generando esa atención que se puede perder fácilmente. Los docentes también pueden usarla para explicar la lección de una forma más atractiva y se puede pedir a los alumnos que participen de una forma más interesante para ellos porque si algo tiene relación con la tecnología, es mucho más fácil ganar su atención y, sobre todo, mucho más divertido.

2- Los beneficios tecnológicos

Las pizarras tradicionales pueden ser muy grandes y muy bonitas, pero si no son accesibles son una pérdida de tiempo. Una pizarra online te asegura que los empleados o alumnos, puedan acceder desde dónde quieran y trabajar desde ahí, ya sea para reuniones colaborativas para hacer una lluvia de ideas, o para preparar una presentación. Además, estas herramientas online casi siempre cuentan con plantillas que facilitarán el trabajo porque ahorrarán un tiempo importante que puede ser dedicado a otra tarea.

3- Presentaciones mucho más visuales

¿A quién no le ha pasado que ha tenido que trabajar en un PowerPoint y tuvo que esperar a que los otros miembros acabasen? Sí, eso cambió con el tiempo pero con las pizarras virtuales las presentaciones han pasado a otro nivel, no solo porque todos pueden trabajar a la vez con mayor facilidad, sino porque las ideas y los conceptos se pueden explicar de una forma mucho más dinámica y visual. Además, al ser un espacio infinito te da la posibilidad de crear una historia interesante sin ningún tipo de restricción en cuanto a tamaño de la diapositiva.

4- Colaborar es más fácil

Casi siempre suele haber alguien al que le cueste más hablar en público y poder hacerlo a través de una pizarra virtual es una forma perfecta para poder participar sin problema. Las colaboraciones si son interactivas son siempre más fáciles de llevar a cabo porque no solo porque no tienes la necesidad de estar en un mismo lugar, sino porque un equipo puede trabajar en un mismo proyecto en cualquier lugar y a cualquier hora, dejando abierta esa libertad que es esencial a la hora de llevar ideas interesantes encima de la mesa. La colaboración es esencial en cualquier espacio de trabajo porque ayuda a que la compañía crezca e impulsa las relaciones laborales.

5- Haz reuniones y talleres más exitosos

En el ámbito laboral las reuniones están a la orden del día y tener una pizarra online puede ayudarte en su preparación, mientras que tiene lugar e incluso también cuando acabe. Al ser online, se pueden poner los temas a tratar en la pizarra virtual para que cada persona pueda ir ya preparada a la reunión e incluso anotar los puntos más importantes para su posterior discusión en la reunión en sí. Durante la misma, también pueden seguir la presentación, en el caso que la haya, e interactuar con la información que está siendo expuesta. Una vez acabada la reunión, los puntos más importantes quedarán anotados en la pizarra para ser consultados siempre que se quiera. ¡También puedes sorprender en la entrevista de trabajo si te presentas en una pizarra virtual!

6- Ahorran dinero

Si algo es digital siempre habrá una versión gratuita y eso también pasa con las pizarras virtuales. No solo se ahorra mucho dinero en material de oficina o material para el aula, sino que los empleados y alumnos pueden beneficiarse de muchas ventajas que objetos físicos no pueden ofrecer. Además, si todo queda de forma virtual, se puede consultar cuando se quiera por lo que no será necesario tomar apuntes para que se pueda tomar toda la atención posible en la reunión o clase.

Estos son unos de los beneficios de sumar una pizarra online a tu día a día. Muchos ya lo han hecho durante la pandemia, ¿lo considerarías tú?