Quantcast

La Asamblea Ciudadana reunirá a ciudadanos que recomendarán al Gobierno políticas climáticas

La Asamblea Ciudadana para el Clima en la que participarán cien ciudadanos voluntarios que representen la diversidad de la sociedad española comenzará a reunirse a partir del mes de noviembre en sesiones de periodicidad mensual con la idea de emitir sus primeras recomendaciones para atajar el cambio climático al Parlamento y al Gobierno «en cinco meses».

La participación es voluntaria pero tendrá una retribución «similar» a la de la presidencia de las mesas electorales, «en torno a unos 650 euros» aproximadamente, según ha informado la directora de la Oficina Española de Cambio Climático, Valvenera Ulargui.

En rueda de prensa, Ulargui ha informado sobre la puesta en marcha de esta Asamblea, una vez que el Boletín Oficial el Estado publica este viernes la orden ministerial que la desarrolla y que prevé su entrada en vigor este sábado.

Así, las primeras reuniones tendrán lugar en el mes de noviembre y los asamblearios se citarán en torno a una vez al mes y durante el fin de semana con el fin de «facilitar el debate y la toma de decisiones en materia de cambio climático». Las primeras recomendaciones serán emitidas a partir del mes de abril.

«La Asamblea llega en un momento de gran consenso», ha asegurado Ulargui en la presentación tanto de la composición y funcionamiento de la misma.

El desarrollo e implantación está previsto en la Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica recién estrenada y, en particular se deriva de la Declaración ante la emergencia Climática y Ambiental en España, aprobada por Acuerdo del Consejo de Ministros el 21 de enero de 2020, que se comprometió a desarrollar 30 líneas de acción para hacer frente a la crisis climática y ambiental y aprovechar los beneficios sociales y económicos de la transición ecológica.

Entre aquellos compromisos está incluido el de «reforzar los mecanismos de participación ya existentes y garantizar de forma estructurada la participación ciudadana en el proceso de toma de decisiones con una asamblea ciudadana para el clima, cuya composición tendrá en cuenta el principio de representación equilibrada entre mujeres y hombres e incluirá la participación de jóvenes».

«La Asamblea Ciudadana es novedosa. Estamos ilusionados», ha manifestado Ulargui que considera importante que la composición represente la sociedad española, plural y multigeneracional cuyo mandato inicial será cómo hacer «una España más segura y justa ante el cambio climático».

PRIMERAS CONCLUSIONES EN ABRIL

La directora ha explicado que una vez que este centenar de ciudadanos concluya su mandato en unos cinco meses, en torno al mes de abril, sus recomendaciones serán remitidas al Congreso de los Diputados así como al Gobierno para su conocimiento y «para que se estudien con detenimiento sus propuestas».

«Es un órgano permanente que irá trabajando a través de mandatos que le enviará el MITECO», ha apuntado Ulargui, que precisa que para cada mandato se seleccionará a cien españoles diferentes a través de un proceso de reclutamiento para el que se ha contratado –mediante concurso público– a una entidad independiente.

En concreto, de acuerdo con la asamblea tendrá en cuenta la representación equilibrada de mujeres y hombres e incluirá la participación de jóvenes, seleccionados con un equipo técnico independiente que asegure la aleatoriedad, que permita preservar la calidad y representatividad de la muestra, y basada en criterios como la edad, género, nivel educativo, procedencia geográfica, y residencia en área urbana o rural, entre otros.

En todo caso, la participación de los miembros es voluntaria pero en todo caso quedan excluidos de participar cualquier diputado, senador, europarlamentario o miembro de cualquiera asamblea legislativa autonómica; alcaldes, concejales, miembros de juntas de Gobierno municipal; representantes de las asambleas de diputaciones, cabildos consejos insulares o entidades equivalentes.

Tampoco podrán ser seleccionados empleados de cualquier partido político o de sus fundaciones, del Gobierno o de los gobiernos de las comunidades autónomas ni los altos cargos de las distintas administraciones públicas.

Para su funcionamiento, un panel coordinador facilitará los trabajos técnicos de puesta en marcha y apoyo logístico que estará formado por miembros del Basque Centre for Climate Change (BC3) y la RedEspañola para el Desarrollo Sostenible (REDS).

Las preguntas a debatir para desarrollar el mandato estarán fijadas por un grupo de 16 expertos independiente que ya está formado y que diseñará y planteará las sesiones de la asamblea. Este grupo está formado por personas reconocidas en el ámbito del clima y la energía, labiodiversidad, el medio ambiente y en el ámbito de la transformación social, entre otros.

Conforman el grupo, la directora del Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA), Ana Barreira la vocal de Transición Ecológica del Consejo de la Juventud de España, Ana Collados, la ambientóloga y directora de la Fundación Ecoalf, Irene Díez; la coordinadora de Teachers For Future-Profes por el Futuro, Miriam C. Leiros; la investigadora sénior del departamento de Ciencias de la Tierra del Centro Nacional de Supercomputación, Asunción Lera; la coordinadora de la Unidad de Referencia en Cambio Climático, Salud y Medio Ambiente del Instituto de Salud Carlos III, Cristina Linares; la experta en diseño de procesos deliberativos, Arancha Mendiharat; el catedrático de Ecología experto en evaluación de impactos adaptación y vulnerabilidad del cambio climático y miembro del IPCC, José Manuel Moreno.

Asimismo, forman parte del grupo el director de la OIT, Joaquín Nieto; el secretario general de WWF, Juan Carlos del Olmo; la estudiante y miembro del grupo asesor de UNICEF Lara Padilla; la directora del departamento de industria, energía, medio ambiente y clima de la CEOE, Cristina Rivero; la directora de Greenpeace, Eva Saldaña; la investigadora especialista en política climática Marta Torres; el científico del CSIC Fernando Valladares y el sociólogo y director de ECODES, Víctor Viñuales.