Quantcast

Flan de dos chocolates: esto es lo que necesitas para hacerlo sin usar horno

Uno de los postres más deliciosos y cremosos es el flan. Este dulce de consistencia cremosa y encantador sabor, está recomendado para toda la familia, y compite en preferencia junto a las más tradicionales natillas y con la ricura y tradición de un arroz con leche cremoso. Si hay algo que puede hacer aún más tentador a este postre es añadir chocolates, los cuales es por sí solos son una tentación andante.

El flan, un postre de la abuela tan tradicional como las natillas

El flan es uno de los postres tradicionales de las abuelas y está compuesto por ingredientes muy comunes que se encuentran presentes en todas las cocinas. A diferencia de las natillas, este rico dulce es generalmente horneado en un molde cubierto de caramelo, el cual termina de otorgarle el más rico sabor y color al ser desmoldado.

Existen muchas versiones de flan, siendo el más tradicional el horneado, seguido por el cocido a baño de María y el que hoy te propongo, uno de dos chocolates y que de paso no necesita horno.

tardicional

Los ingredientes presentes en el más tradicional flan 

huevos leche

Tal como te venía comentando, los ingredientes para la preparación del más tradicional flan están siempre presentes en todas las cocinas; y estos se tratan de huevos y leche principalmente, los cuales como ya sabes, son la base de los más ricos postres típicos de la región.

Este tipo de preparación se acompaña además de azúcar, y muchas veces alguna esencia o saborizante, como la vainilla o el limón.

Cómo se prepara el flan tradicional

Cómo hacer un flan de huevo en una cazuela

La preparación del flan de manera tradicional comienza siempre con la preparación de un dulce caramelo que cubrirá las flaneras o molde en el que será cocinado. Para hacer el caramelo, basta con añadir en una olla azúcar con un poco de agua y llevar al fuego hasta lograr que el azúcar se derrita por completo y forme un caramelo de color claro.

El resto de la preparación es muy sencillo, pues consiste en batir muy bien: huevos enteros, yemas y azúcar, para después incorporar la leche y llevar a cocinar en los moldes o flaneras caramelizados. 

Chocolates añadidos en el flan y los más divinos sabores para conquistar

chocolate

Añadir otros sabores al flan se comenzó a convertir en tradición al punto de llegar a encontrarse las más divinas combinaciones. Un flan de coco con queso es toda una exquisitez y si hablamos de añadir no solo un chocolate, sino dos, la tentación se vuelve mayor.

Los chocolates tienen la bondad de terminar de dar un toque especial a cualquier postre en el que es añadido y en el caso del flan no es la excepción, pues con este ingrediente un dulce tradicional se puede transformar fácilmente en toda una delicatessen.

Con dos chocolates y sin horno, un placer irresistible

Flan de dos chocolates: esto es lo que necesitas para hacerlo sin usar horno

Si buscas un postre que sea rápido y que además te haga quedar como todo un repostero, el flan de dos chocolates es para ti. Este lo puedes preparar en tiempo récord y tenerlo listo para presentar como cierre de una rica comida, o como una merienda para compartir en familia.

Busca lápiz y papel para que tomes nota de lo que vas a necesitar y sigue este completo paso a paso que te va a encantar.

Esto es lo que necesitas para hacerlo sin necesidad de horno

ingredientes

En esta receta podrás notar que no necesitarás la mayoría de los ingredientes que se requieren para hacerlo de manera tradicional, y por otra parte, emplearás otros que serán los que alcanzarán el milagro de tenerlo listo en un abrir y cerrar de ojos y con una hermosa presentación y exquisito sabor. Para hacer este flan de dos chocolates necesitarás:

  • 100 gramos de azúcar
  • 250 ml de leche
  • 250 ml de nata líquida
  • 50 gramos de chocolate negro
  • 50 gramos de chocolate blanco
  • 1 cucharada de cuajada en polvo

Cómo preparar el caramelo para flan de dos chocolates

Flan de dos chocolates: esto es lo que necesitas para hacerlo sin usar horno

Como ves, los ingredientes que necesitas no son nada complejos y ya verás que la preparación tampoco lo es. Comienza colocando en una olla pequeña los 100 gramos de azúcar y llévala al fuego suave por unos 3 minutos. Mueve la olla de manera circular hasta que notes que se forma un caramelo dorado.

Una vez que el caramelo esté listo, viértelo de forma inmediata en moldes individuales o en uno completo según tu elección y que cubra el fondo por completo.

Preparación de las mezclas de chocolate

chocolate

Cuando tengas el caramelo correctamente servido en los moldes seleccionados, es el momento de preparar las mezclas de chocolates. Coloca una olla al fuego y vierte en ella la nata líquida y la leche. Calienta muy bien la mezcla hasta que llegue al punto de ebullición; en ese momento añade la cucharada de cuajada en polvo e integra muy bien hasta que rompa a hervor nuevamente. En ese momento retírala del fuego.

Coloca el chocolate blanco y el chocolate negro en dos envases diferentes y lleva cada uno a fundir al microondas. Vierte la mitad de la mezcla de leche, nata y cuajada en cada uno de los chocolates e integra muy bien con la ayuda de unas varillas manuales.

Montaje del flan de dos chocolates

Flan de dos chocolates: esto es lo que necesitas para hacerlo sin usar horno

Teniendo listos los moldes con el caramelo y las dos mezclas de chocolate, ha llegado el momento de ensamblar el postre, el cual quedará hermoso y con una presentación muy tentadora y sabrosa.

Llena cada molde hasta la mitad con chocolate blanco y déjala reposar por unos 10 o 15 minutos a temperatura ambiente. Al transcurrir este tiempo, vierte el chocolate negro con suavidad. Lleva a la nevera y permite que se cuaje muy bien por lo menos por 3 o 4 horas.

Presentación final

Flan de dos chocolates: esto es lo que necesitas para hacerlo sin usar horno

Cuando transcurran las 3 o 4 horas de reposo en la nevera, desmolda con sumo cuidado el flan, colócalo en un plato para servir postre y decora a tu gusto. Puedes colocar unos hilos de chocolate fundido, un poco de nata o simplemente un poco de chocolate rallado.

Disfruta de tu rico flan de dos chocolates. Como consejo final, si no tienes cuajada a la mano, puedes utilizar gelatina sin sabor o agar agar para lograr que el flan cuaje perfectamente; eso sí, coloca la cantidad justa para que la textura final resulte cremosa y no gelatinosa.