Quantcast

El tráfico de los puertos crece un 5,3% hasta julio y confirma la senda de recuperación

La red de 46 puertos públicos del país registró un aumento del 5,3% en el tráfico de mercancías gestionado entre enero y julio respecto al mismo periodo del año anterior, un crecimiento que se explica por el desplome que experimentó el tráfico en mayo del año pasado, tras el estallido de la crisis sanitaria.

No obstante, según los últimos datos publicados por Puertos del Estado, los contenedores de importación y exportación se dispararon hasta julio un 13%, con un total acumulado de 3,6 millones de unidades, superando así las cifras anteriores a la pandemia.

«Las cifras positivas de los contenedores de importación-exportación, respecto a 2019, auguran la tendencia positiva para la recuperación de los tráficos anteriores a la pandemia y reflejan la fortaleza del sistema portuario español», asegura el presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo.

En julio, los puertos movieron 46 millones de toneladas, lo que supone un crecimiento del 8,8% respecto al mismo mes de 2020, confirmando de esta manera la senda de recuperación que se registra desde el verano del año pasado. El acumulado del año arroja 311 millones de toneladas, un 5,3% más.

Por tipo de mercancía, y según su forma de presentación, todas las tipologías experimentaron crecimientos, excepto los graneles líquidos. El grupo más numeroso, la mercancía general, alcanzó un tráfico acumulado de 161,4 millones de toneladas, con un crecimiento del 9,4% respecto al mismo período del año anterior.

En este grupo destacan los incrementos de los materiales de construcción (25,6%); la maquinaria, aparatos, herramientas y repuestos (20,3%); los productos siderúrgicos (16,3%), y los productos químicos (3,9%).

Los graneles líquidos acumularon hasta julio un volumen de 95,6 millones de toneladas, lo que supone un descenso del 4,3%, debido principalmente a las caídas de mercancías como el gas natural (16,5%) o el petróleo crudo (3,4%).

SUBE EL CEMENTO

Los graneles sólidos, por su parte, aumentaron hasta julio un 12,4%, con un movimiento 47,6 millones de toneladas. A pesar de la caída del carbón durante este año, del 17,3%, se compensa por el incremento de otros tráficos, como el mineral de hierro (80,2%), el cemento y clínker (26,9%), o los piensos y forrajes (7,9%).

El tráfico de contenedores creció un 9,6% hasta julio, con un acumulado de 10,3 millones de unidades, igualando prácticamente el volumen de 2019. Destaca también el crecimiento del tráfico ro-ro, con un crecimiento del 14,5% y 37,6 millones de toneladas hasta julio; así como el tráfico de automóviles, tanto en régimen de pasaje (10,5%), como en régimen de mercancía (13,3%).

A pesar de que el tráfico total de pasajeros continúa en descenso, un 5,6% hasta julio, debido a la escasez de la actividad de los cruceros y a la anulación del Operación Paso del Estrecho, durante este mes se ha mitigado considerablemente su caída, comparándola con la del mes anterior, que fue del 16,1%, debido al levantamiento de la prohibición del tráfico de cruceros internacionales desde el pasado 7 de junio.