Quantcast

Cómo hacer una wonderbag

La extraña wonderbag fue un invento de Sarah Collins, hecho en Sudáfrica. Básicamente consiste en una herramienta que permite mantener el calor. Por ello esta bolsa llamada también ‘la bolsa bruja’ permite continuar la cocción de los platillos sin necesidad de fuego o energía eléctrica.

Esta innovación increíblemente simple, consiste en una bolsa aislante que cocina los alimentos. Incluso después de haber sido retirada de la cocina y permanece por unas cuantas horas más.

La mágica bolsa wonderbag, puede hacer su función a la perfección ya que está rellena de poliestireno, que es lo que permite el aislamiento térmico. Una bolsa que da una oportunidad de tiempo a las damas para realizar cualquier otra actividad sin problema.

LEA TAMBIÉN: LENTEJAS: EL TRUCO PARA QUE NUNCA SE TE PEGUEN A LA OLLA O CAZUELA

Sin olvidar mencionar que es un invento de ahorro energético sumamente brillante.

La wonderbag inicialmente fue una respuesta para los sudafricanos más pobres. Quienes no cuentan con los recursos suficientes para comprar alimentos y mucho menos energía. Pues esta bolsa es la que permite una reducción de consumo de combustible en un 30%, por lo que es básicamente una obra de arte a nivel de ahorro.

Las consideradas bolsas mágicas, son completamente reciclable, prácticas y eficaces que grandes distribuidores han solicitado una cierta cantidad para su venta en todo el mundo.

Más allá de ser un invento millonario, ha sido un invento completamente orientado a ayudar a las familias de bajos recursos.

Al mismo tiempo que permite a las sudafricanas dedicarse a otras labores y desde luego una herramienta amigable con el medio ambiente. Pues esta podría ahorrar hasta 8 millones de toneladas de CO2 en los próximos años.

Historia detrás de la creación de la wonderbag

Historia detrás de la creación de la wonderbag

La creadora de las wonderbag, Sarah Collins, es una mujer sudafricana que fue criada en el régimen del Apartheid, tal como reseña La Vanguardia. En el 2008, Collins viviendo una época de apagones continuos y cortes eléctricos en su país, se le ocurrió la idea de una bolsa que pudiese hacer todo sin necesidad de consumir energía.

De acuerdo a la reseña de La Vanguardia, Collins habría recordado que su abuela conservaba la comida a una temperatura determinada con la ayuda de cojines y mantas. Es decir que tapaba la comida para que se mantuviese a temperatura con cojines y mantas.

Por lo que se le ocurrió inventar una especie de bolsa que mantuviese el calor y continuara cocinando sin necesidad de tener fuego o energía eléctrica. Desde luego la premisa de Collins fue ayudar a las mujeres sudafricanas y darle una opción para que tuviesen más autonomía.

Por lo que imaginó que una cocina de forma portátil sería útil ya que permitiría la cocción de los platillos sin necesidad de depender de un lugar fijo.

Tras obtener la idea, durante un vuelo conoció a una dama llamada Moshy Mathe, a quien le explicó su idea. A partir de un dibujo en una servilleta nació la wonderbag, una bolsa de tela de poliéster y algodón en la que se puede introducir una olla de litro con asa corta y tapa.

La reina del ahorro de energía, agua y esfuerzo

La reina del ahorro de energía, agua y esfuerzo

Mathe se encargó de que se confeccionaran las bolsas con telas coloristas, típicas de África. La bolsa se cierra con un cordón y tiene una tapa que sella la parte de arriba de fugas de temperatura.

La wonderbag es llamada “cocina de retención de calor portátil, no eléctrica”. Luego de cocinar durante un breve periodo de tiempo un plato y de haberlo llevado a ebullición, se coloca la olla en la bolsa y se cierra bien.

Durante las siguientes horas, hasta ocho, la bolsa permitirá que la comida se siga cocinando lentamente.

Tras este increíble invento, su creadora recomendó utilizar ollas de hierro fundido, acero, aluminio, vidrio o cobre y evitar las de cerámica y barro. Ya que resulta más eficaz cuando el recipiente está bien lleno y perfectamente tapado.

La wonderbag en total ahorra 1000 litros de agua y 1248 horas de cocina, por lo tanto es un invento más que sostenible.

Por lo que se puede decir que las ventajas son más que completas:

  1. Reduce un 30% el consumo de combustibles fósiles.
  2. Minimiza las emisiones de CO2.
  3. Acaba con el humo tóxico de cocinar con combustibles fósiles, lo que hace que se reduzcan las enfermedades respiratorias.
  4. Al ser un proceso que no requiere ningún control humano, se reduce el tiempo que se usamos para cocinar.
  5. No se quema la comida.
  6. Reduce los posibles accidentes en la cocina.

¿Cómo construir un mecanismo que funcione igual a la wonderbag?

¿Cómo construir un mecanismo que funcione igual a la wonderbag?

Para realizar un mecanismo parecido a la wonderbag, ten en cuenta que debes saber que la cocción de los alimentos se produce aproximadamente entre los 80 y los 100 º C de la temperatura del líquido que los contiene.

Así que mientras más se prolongue este periodo de tiempo, sin intervención de una llama o calefactor, mas posibilidades hay de cocción del alimento.

Hay que evitar que la olla pierda calor. Aislando la olla adecuadamente lograremos que mantenga su temperatura varios minutos aun retirada del fuego.

¿Cómo hacerlo?

  • Busca una caja grande de cartón
  • Corta trozos de plumavit para forrar las paredes internas de la caja
  • Forra cada trozo de plumavit con papel de aluminio
  • Pega la plumavit forrada en todas las paredes de la caja por dentro
  • Forra un trozo de plumavit que sirva de tapa de la caja, y que quede lo mas herméticamente posible.
  • En el fondo de la caja coloca dos listoncitos de madera que te servirán para apoyar tu olla caliente.

Luego de dejar hervir la cacerola en la cocina durante 3 a 4 minutos, se coloca en la caja, se tapa y la comida sigue cociéndose por más tiempo sin gastar energía.