Quantcast
martes, 19 octubre 2021 10:57

El lateral italiano que ha enamorado a Diego Simeone

Cuando pocos se atreven a apostar por el Atlético de Madrid de Diego Simeone, este se arma de coraje y siempre se las ingenia para sorprender. La temporada pasada se lanzó contra todo pronóstico para conquistar LaLiga Santander, todo gracias a que el entrenador argentino realizó varios cambios con los que dio con la tecla. Los rojiblancos apostaron por un nuevo esquema de tres centrales y carrileros largos; además el técnico contó con la llegada de un refuerzo de lujo como lo fue Luis Suárez; y junto a eso pudo armarse bien gracias a piezas que terminaron de explotar, como Marcos Llorente; en fin todo salió bien en la campaña colchonera. Pese al tropiezo que tuvieron a inicios de 2021, que los dejó fuera de la Copa del Rey y de la Champions League; el equipo madrileño consiguió quedarse con la Liga.

Se temió lo peor, incluso muchos pensaron que el Atlético de Madrid terminaría decayendo; sin embargo, los de Simeone lucharon y se mantuvieron en la cima, aun con todos las irregularidades. Ya en la última jornada conquistaron el título y el argentino probó que su deseo de hacer un equipo ganador, capaz de batallar ante todos, obtener grandes trofeos y no ser un mero animador que lo pone las cosas difíciles a los grandes, ya era una realidad. No obstante, ese deseo quiere hacerse más firme esta campaña y por eso busca hacer fichajes que mejoren la escuadra. Rodrigo De Paul ya llegó y suena con mucha fuerza el fichaje de Antoine Griezmann, del que el Barcelona debe desprenderse si quiere mantener a Lionel Messi en su plantilla; pero estos no son los únicos fichajes que planea, pues suena un lateral derecho y en el panorama aparece Alessandro Florenzi.

Florenzi está en la mira del Atlético de Madrid

El italiano no pudo brillar con su selección

El lateral derecho se ha presentado como un problema para Simeone en esta campaña 2021-2022, todo por el simple hecho de que Kieran Trippier parece estar escuchando los cantos de sirena que vienen desde la Premier League. Desde su estancia en Inglaterra debido a la Eurocopa 2020 varios clubes lo han abordado para conseguir convencerlo de que regrese; algo que no les ha costado mucho, pues el defensor extraña mucho su vida familiar en la isla y los hábitos que tenía en su país. Al ver esto es el Manchester United el que parece más cerca de concretar su fichaje; por eso el Atlético de Madrid está a la expectativa de lo que sucedería si se queda sin su lateral derecho estrella y allí es que ha surgido el nombre de Florenzi. El lateral de la Roma no contaría para Mourinho y en el Atlético podrían recibirlo.

Pese a que otros como Di Lorenzo también suenan, los rumores indican que es ahora su compatriota del equipo de la capital italiana el que estaría en la órbita de Simeone. Según el periodista Nicolò Schira, el equipo colchonero tiene en la mira a Florenzi desde hace unos días; esto debido a que se presenta como un fichaje de mucha experiencia y calidad a un precio bastante asequible a diferencia de lo que podría suceder con otras opciones. Si bien desde la Roma facilitarían mucho las cosas, pues Mourinho realmente no está por la labor de utilizarlo; lo único que frustraría su fichaje serían esos problemas físicos que ha presentado en las últimas temporadas. El último ejemplo lo tuvieron en esta Eurocopa, en la que solo pudo jugar 45 minutos y el resto tuvo que verlo desde el banquillo por una inoportuna lesión.

Un fichaje con ciertas reticencias

En el PSG no estuvo muy acertado

Las constantes lesiones han hecho que las últimas campañas de Florenzi sean un calvario, pues no pudo jugar mucho en su última temporada con la Roma, en la 2018-2019; y tampoco en las dos recientes en las que estuvo cedido en dos equipos, en el Valencia y en el PSG. Esos prestamos no le han caído nada bien, pues ni así pudo recuperar su nivel ni tampoco pudo librarse del todo de las molestias físicas. Sin embargo, Simeone podría no escuchar esas voces que desaconsejan su fichaje, pero lo cierto es que estas tienen motivos de sobra para decírselo; esto al ver que en ambas cesiones no pudo hacer que ninguno de los equipos lo ficharan de forma definitiva a pesar de no tener un precio de compra muy alto. Los dos clubes prefirieron dejarlo partir sin pensar ni un poco en quedarse con él.

En el Valencia no pudo mostrar todo su potencial, pero no se decidieron a ficharlo debido a su alto salario; algo que para el club era imposible de pagar en ese momento. Pese a que no le fue nada bien en el torneo español, el PSG sería el siguiente en darle una oportunidad al no cuajar en la Roma una vez más y aunque le dieron varias ocasiones no acabó de brillar como esperaban para un hombre de su calibre. Si bien tenía una opción de compra muy baja, de unos 10 millones de euros, el conjunto parisino ni así se lo quiso quedar. Todos esos problemas físicos hacen que su fichaje no sea muy aconsejable pese a la ganga que parece ser; pero como Simeone es experto en hacer brillar a jugadores que la mayoría considera «acabados», esta puede ser la gran apuesta del verano.