Quantcast
lunes, 18 octubre 2021 23:03

Kylian Mbappé: las razones por las que sus compañeros lo consideran un prepotente

-

Los días pasan y aún sigue coleando esa derrota de Francia por penales ante la selección de Suiza. Allí el gran protagonista fue Kylian Mbappé, porque le tocó ser el lanzador del quinto penal del combinado galo y el que lamentablemente para los suyos tuvo que ver como Yann Sommer le tapaba el tiro en la tanda de los octavos de final de esta Eurocopa 2020. Sin embargo, muchas de las críticas se fueron no solo por ese lado, el del penal errado; desde la prensa a los aficionados se fueron por la vía de que se había dejado comer por el personaje, que llegó en un bajo nivel de forma, que realmente no está listo para tomar el testigo de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, y algo mucho más grave, que su ego y prepotencia llegaron a lo más alto.

Pese a que muchos también usaron este primer gran fracaso en su carrera con el combinado francés para apostar a que no debería ser fichado por el Real Madrid, mientras otros instaron a Florentino Pérez a que lo fichara más rápido debido a que saldría más barato; la verdad es que ahorita parece que no hay nadie en Francia, y en varias partes del mundo, que no tenga algo en contra del joven galo. Todos le «pegan» por este mal torneo que jugó, su actitud y por errar el penal que los eliminó. Las críticas han sido duras contra el equipo y más fuertes contras Deschamps; porque pese a ir como el gran favorito no pudo certificarlo en el campo y los improperios más potentes caen en un Mbappé al que ya acusan como un lastre por su egoísmo y lo mal que está llevando ser una estrella.

Esa falta de criterio y compañerismo asusta

Mbappé se vio muy individualista en esta Euro

Entre las cosas por las que más ha sido criticado, incluso por sus compañeros, es por esa falta de compañerismo que ha expresado en sus últimos duelos con Francia. Todos saben que Mbappé ya es uno de los líderes del combinado galo; pero lo que antes podría ser interpretado como una jugada de apilar rivales para dejar a un compañero en buena posición para rematar o de pensar más en el juego del equipo antes que en el lucimiento propio, ahora pasó a ser malas decisiones en el tramo final de sus jugadas y falta de toque para lograr los objetivos. Ya antes de la Eurocopa tuvo algo de eso pues el mismo Giroud lo acusó en uno de los amistosos previos al certamen de no pasar el balón y pensar solo en sí mismo.

Ya en la Euro se vio más de esa faceta, pues las pérdidas de balones, las corridas innecesarias y la mala toma de decisiones en el área rival, también aparecieron en todo su esplendor. Puede que las críticas sobre su mal juego le hayan hecho jugar más para si mismo; pero el antiguo Mbappé, ese que jugaba para ganar y no para lucirse o demostrar algo, si que lograba sus objetivos. Este en cambio solo un pase gol y meter el cuerpo para dejar que Griezmann marcara. Lo de las jugadas con pases y confiar en sus compañeros no se vio mucho por parte del atacante del PSG en este torneo; por lo que realmente asusta que su individualismo y falta de criterio llegara a niveles tan altos.