Quantcast

Aznar pone a Ayuso como ejemplo de liderazgo

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha puesto este viernes a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso como ejemplo de liderazgo y ha subrayado que su victoria en las elecciones autonómicas del pasado 4 de mayo han abierto la posibilidad a que haya en España «una alternativa» al Gobierno de Pedro Sánchez. A su entender, ha marcado el «camino esencial» a seguir a partir de este momento y «eso para Pablo Casado es una gran ventaja».

Así se ha pronunciado Aznar en la clausura del curso 2020-2021 del ‘Aula de Liderazgo’ del Instituto Atlántico de Gobierno y la Universidad Francisco de Vitoria junto a Isabel Díaz Ayuso, un coloquio que ha moderado el periodista Vicente Vallés.

Tras poner en valor el modelo del PP en Madrid basado en la libertad, Aznar ha destacado el «éxito» de Ayuso en los pasados comicios y ha subrayado que estos dos años ha demostrado tener «liderazgo» tanto en su «gestión de gobierno» como en su «capacidad política».

«Afortunadamente no es la única. Es una de las más relevantes, probablemente la más relevante en este momento, pero afortunadamente hay otras personas en una España que necesita alternativas, como es el caso por ejemplo de Pablo Casado, que tiene todas las condiciones para ejercer un liderazgo brillante y lo ejercerá. Yo espero y deseo», ha proclamado.

UN PROYECTO «BASADO EN LA LIBERTAD»

Aznar ha señalado que la victoria del PP en las elecciones del 4 de mayo en Madrid abren «totalmente la posibilidad de una alternativa de Gobierno distinta» al Ejecutivo de Pedro Sánchez. «Abren la posibilidad de que los españoles respalden un proyecto político basado en la libertad ampliamente», ha enfatizado, para añadir que esas dos cuestiones tienen «una trascendencia enorme» que hay que explicar «dentro y fuera de España».

El expresidente del Gobierno ha indicado que «la gran ventaja de las elecciones de Madrid es que han marcado un camino» y «ese camino es el camino esencial que hay que seguir ahora». «Todo tienen sus matices aquí o allá, pero esencialmente ése es el camino que hay que seguir y eso para Pablo Casado es una gran ventaja», ha enfatizado.

Aznar ha reconocido que en sus actos con cargos de otros países le preguntan por Ayuso. «Hace poco por razones profesionales tuve que estar en Hungría y me preguntaban por ella. Anteayer estuve en una conferencia en una universidad colombiana y me preguntaban por ella», ha indicado.

DICE QUE OPINABA COMO PRESIDENTE DE CyL: «AHÍ NACIÓ UNA ALTERNATIVA»

El expresidente ha defendido que Ayuso se pronuncie sobre los distintos temas y ha señalado que él también lo hizo cuando era presidente de Castilla y León. «Y de ahí nació una alternativa nacional. Ésa es la realidad. A un presidente de CCAA relevante e importante, lo que no se le puede pedir es que esté en silencio y opine de las cuestiones políticas nacionales», ha manifestado.

A su entender, lo que es «lamentable políticamente, porque denota un nivel político muy bajo, son todos aquellos que andan por ahí que no dicen una palabra más alta que otra». «Es que hay que decirlo porque eso es la política. La política es el ejercicio de la palabra y el diálogo», ha añadido.

Preguntado por la posibilidad de que el liderazgo de Ayuso pueda ensombrecer el de Casado, Aznar ha afirmado que un líder «inteligente» se «rodea de los mejores». «Y Pablo lo es», ha enfatizado, para añadir que contar con figuras como Ayuso es «para él una gran ventaja».

DICE QUE HAY QUE SABER CREAR EQUIPOS

En este sentido, ha defendido que hay que saber crear equipos. «Puedo presumir de haber creado muy buenos y excelentes equipos», ha resaltado, para añadir que «no debe molestar a nadie» contar con gente inteligente porque «fortalece» los liderazgos.

El también presidente de FAES ha señalado además que para ejercer un liderazgo «lo importante es tener un rumbo claro e ideas claras», sin olvidar la hoja de ruta, principios y convicciones que tiene uno mismo.

Al hilo de la pregunta, Ayuso ha señalado que «a veces hay un poco de interés» por «ensombrecer» a Casado de «manera deliberada», ya que, según ha dicho, esta misma semana ambos se han pronunciado «de la misma manera» sobre «las mismas cuestiones».

«Y a mí se me ha puesto en portadas por delante de él cuando hemos dicho exactamente lo mismo. Y quien lidera la oposición y va a gobernar España en un futuro va a ser él y no yo», ha manifestado Ayuso, para añadir que Casado «no es un hombre de complejos». Dicho esto, ha recalcado que ella tiene la obligación de defender los intereses de Espaañ en Madrid y para ello debe «opinar» de cuestiones que le afectan como por ejemplo la reforma educativa, la llamada ‘Ley Celáa’.

«SE HAN PERDIDO LOS OBJETIVOS COMUNES Y COMPARTIDOS»

Aznar ha afirmado que el «problema» de España hoy, al «cuestionar la Transición y el modelo constitucional», se «han perdido los objetivos comunes» y «compartidos» a través de un diálogo nacional. «La Transición es la historia de objetivos compartidos», ha apostillado.

«Eso se ha perdido y estamos discutiendo sobre cómo excluyo a media España», se ha quejado, en alusión a los pasos que está dando el Gobierno de Pedro Sánchez con sus socios realizando una «política de la disgregación, la persecución o el enfrentamiento». A su entender, se debería hablar de problemas como el reto demográfico y la natalidad, las pensiones o las personas mayores.

El expresidente ha puesto en valor el pacto constitucional y el «esfuerzo colosal» que se hizo entonces. Ahora, ha proseguido, «se quiere destruir». «¿De quién es la culpa? ¿De los españoles que hicieron ese gran esfuerzo o del que pega la patada en la mesa?», ha dicho, para añadir que el que pega esa patada «tiene una responsabilidad» y «debe aceptar esas consecuencias, no los españoles».