Quantcast

Elena Furiase: de ‘El Internado’ a ser diseñadora. Así ha sido su evolución

Elena Furiase no puede negar que pertenece a una familia de grandes artistas. Sin embargo, más allá de ser la hija de Lolita Flores ha sabido hacerse un nombre propio en el mundo de la interpretación. La actriz está a punto de pasar por el altar para casarse con Gonzalo Sierra el padre de su hijo Noah. Lo cierto es que nunca han trascendido demasiadas cosas sobre la pareja porque ellos prefieren mantener su vida privada en la intimidad. Sabemos, eso sí, que la boda se ha retrasado bastante a causa de la pandemia del coronavirus, pero todo parece indicar que el próximo mes de septiembre terminarán dándose el sí quiero. Lo harán en la localidad gaditana de Vejer de la Frontera, tierra natal de Lola Flores. En el evento, en cuya organización están participando activamente Lolita y Rosario Flores, solo estarán sus familiares y los amigos más cercanos.

Anelle Studio es el proyecto que ha emprendido Elena Furiase en el mundo del diseño de moda

Quizás esa incertidumbre, y la inquietud artística que indudablemente circula por sus genes es la responsable de que Elena Furiase haya decidido abrir otras vías para desarrollarse. Así, se ha aliado con la estilista Ana Capel para sacar su propia firma de moda. Ella misma comentaba al hablar del proyecto que: “Serán vestidos de invitada para todo tipo de eventos y lo que queremos sobre todo es que la mujer se sienta única y guapa. No voy a dejar mi trabajo, por supuesto, esto es una cosa aparte totalmente, que nos apetecía mucho hacer. Estamos muy ilusionadas”.

Anelle Studio es el nombre que decidieron darle a su sello que apuesta por un estilo elegante y juvenil y que ya lleva dos años en funcionamiento. Se trata de diseños de edición limitada concebidos para ser usados en ocasiones especiales. En la web del proyecto cuentan que su inspiración son las mujeres: “las que nos criaron o que nos marcaron durante nuestra infancia, mujeres luchadoras, modernas, transgresoras y con un estilo propio y singular”. Así cada uno de los modelos ha recibido el nombre de una de las mujeres a las que admiran desde Frida a Brigitte, pasando por Ava, Grace y como no Lola. Ellas definen su línea como de “de corte marcadamente femenino y diseñada para una mujer segura de sí misma que se atreve a salir de su zona de confort, y que quiere sentirse cómoda y bella al mismo tiempo”.

Y es que si a algo nos tienen acostumbrados los miembros de la familia Flores es a su talante creativo y multidisciplinar.