Quantcast

El pasado más ‘digno’ de Belén Esteban antes de Sálvame

El reconocimiento que tiene hoy en día Belén Esteban ha sido gracias a Sálvame. Se ha convertido en su segunda casa, y la ha visto crecer en todos estos años. De hecho, le ha dado el título de colaboradora estrella. Y es que, cada vez que sale en las pantallas siempre se hace notar.

La Princesa del Pueblo es tan querida como odiada en la prensa del corazón. Es polémica, siempre da juego, aunque hay que reconocer que sus trabajos en los medios comunicación se los ha ganado a pulso.

Muchos creen que su fama no ha implicado sacrificios. Pero no es así, la exmujer de Jesulín ha tenido que luchar dignamente. Antes de ser famosa, tuvo que sudarse el sueldo trabajando como cualquier otro ser humano. Veamos todos los detalles de ese pasado que quizás desconocías.

La fama de la Reina del Corazón

La fama de la Reina del Corazón sálvame

Belén Esteban se ha paseado en las producciones de Telecinco como pocas. Estando en las filas de Sálvame ha hecho de las suyas. Sin embargo, la misma estrella de televisión nunca pensó que podía llegar lejos en este negocio.

De hecho, conocimos de esta mujer por la relación con el torero Jesulín Ubrique. Este fue el que la puso en el tapete televisivo y de allí nació Andreita, la hija que tienen en común. Muy alejada de las disputas que tuvo con su exmarido, y con la actual pareja del papá de su hija, Belén tiene un pasado que pocos conocen.

Es un ejemplo de que nunca se acaba por conocer a la gente. Asimismo, reafirma que para llegar lejos hay que hacer muchos sacrificios.