Quantcast

Las seis recetas que hicieron famoso a Karlos Arguiñano

Karlos Arguiñano es uno de los cocineros más populares de España, y desde que aterrizó en la televisión pública allá por 1991, ha permanecido presente en nuestras vidas, compartiendo sus recetas en diferentes programas, publicaciones escritas y, desde que los avances tecnológicos lo han hecho posible, también en las redes sociales. Sus recetas son sencillas, con ingredientes tradicionales y muy fáciles de conseguir, accesibles a todo el mundo y muy fáciles de preparar, y ese es probablemente el secreto de su éxito. En YouTube, los videos de sus recetas no deja de sumar visualizaciones, aunque de los cientos que se han subido a la plataforma, hay seis que se han convertido en las favoritas. Aquí te las dejamos explicadas.

PATATAS A LA RIOJANA EN OLLA RÁPIDA

patatas-riojana-karlos-arguiñano

Las patatas a la riojana es otra de esas recetas absolutamente sabrosas y que se preparan en cuestión minutos y con apenas unos pocos ingredientes, por eso es una de las preferidas de los seguidores de Karlos Arguiñano.

Ingredientes para 4-6 personas.

  • 6 patatas
  • 3 chorizos
  • 2 pimientos choriceros
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 1 cabeza de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Agua
  • 2 hojas de laurel
  • 1 guindilla
  • Perejil

Preparación:

Comenzamos picando la cebolla y el pimiento verde, para sofreírlo en la olla rápida con un poco de aceite. Añadimos la cabeza de ajo (tal cual, sin pelar), las hojas de laurel, y la guindilla a la que hemos quitado las pepitas. Damos un par de vueltas y añadimos los chorizos troceados en rodajas y las patatas peladas y cascadas (para que suelten el almidón y espese la salsa). Cubrimos con agua los ingredientes, echamos un poco de sal, y cocinamos con la olla cerrada al 1 durante 5 minutos desde que comienza a salir vapor. En olla normal hay que guisar ls patatas entre 30 y 40 minutos.

Mientras tanto, quitamos las semillas a los pimientos choriceros y los dejamos en remojo en un poco de agua templada hasta que se ablanden. Luego retiramos la carne y picamos finamente. Abrimos la olla, retiramos la guindilla y la cabeza de ajo, y con ayuda de un cucharón quitamos la espuma y la grasa que queda en la superficie. Incorporamos los pimientos choriceros, removemos todo y dejamos cocinar de nuevo un par de minutos más para que todos los sabores queden integrados. Ajustamos de sal y servimos en un plato hondo con una hoja de perejil.