Quantcast

Las seis recetas que hicieron famoso a Karlos Arguiñano

Karlos Arguiñano es uno de los cocineros más populares de España, y desde que aterrizó en la televisión pública allá por 1991, ha permanecido presente en nuestras vidas, compartiendo sus recetas en diferentes programas, publicaciones escritas y, desde que los avances tecnológicos lo han hecho posible, también en las redes sociales. Sus recetas son sencillas, con ingredientes tradicionales y muy fáciles de conseguir, accesibles a todo el mundo y muy fáciles de preparar, y ese es probablemente el secreto de su éxito. En YouTube, los videos de sus recetas no deja de sumar visualizaciones, aunque de los cientos que se han subido a la plataforma, hay seis que se han convertido en las favoritas. Aquí te las dejamos explicadas.

HUEVOS AL CIELO

huevos-cielo-karlos-arguiñano

Las recetas con huevos son todo un clásico y una apuesta segura para un primer plato sabroso, y que conquiste el paladar de todos los comensales. La receta de los huevos al cielo, es una de las que más éxito tienen de Karlos Arguiñano, poruqe es una forma fácil de prepararlos, pero a la vez, diferente y especial.

Ingredientes que necesitamos:

  • 8 huevos
  • 500 ml leche y otros 500 ml de leche evaporada
  • Harina, huevo y pan rallado para el rebozado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Nuez moscada, pimienta y perejil

Preparación de los ‘huevos al cielo’

En primer lugar cascamos los huevos y los freímos en aceite bien caliente. Los colocamos en una fuente y reservamos el aceite en la misma sartén. En una cazuela echamos una pizca de aceite y 80 gramos de harina, que cocinamos unos minutos utilizando una varilla. Poco a poco vamos vertiendo los dos tipos de leche, sin dejar de remover, y añadimos un poco de nuez moscada rallada, sal y pimienta. Cocinamos esta bechamel durante 10 minutos hasta que esté espesa y sin grumos.

A continuación depositamos la mitad de la bechamel en el fondo de una bandeja de horno y colocamos encima los huevos fritos para cubrirlos con el resto de bechamel. Dejamos que enfríe durante 1 hora para que tome consistencia. Después solo hay que ir cortando la masa según la forma de los huevos, y pasar cada uno por harina, huevo batido y pan rallado. Los vamos friendo en la sartén con el aceite que tenemos reservado y los vamos escurriendo en papel absorbente. Servimos en una fuente, decorados con perejil.