Quantcast
domingo, 13 junio 2021 14:06

El as bajo la manga que se guardaba Carlo Ancelotti

La próxima campaña será muy diferente para el Real Madrid, pues para empezar Carlo Ancelotti sustituye a Zinedine Zidane en el banquillo merengue, tras la renuncia del francés. Luego de una salida polémica, en la que dejó un incendió detrás de él con esa carta en la que acusaba de la falta de apoyo del club; el italiano llegó para calmar las aguas en un equipo que ahora más que nunca necesita cambios que de verdad hagan una diferencia de cara al futuro. Pese a que muchos piensen que las caras nuevas no se verán en el conjunto blanco, pues Ancelotti parece más avocado a recuperar a esos jugadores que ya quedó claro que no sirven para el equipo; todo eso no le cierra las puertas a nuevos fichajes que el estratega tenga en mente. Las dudas siguen apareciendo, pero el ex del Everton parece tenerlo claro.

Para Ancelotti no es más que obvio que el equipo necesita refuerzos de forma urgente. A pesar del buen cierre de temporada, en el que pudieron luchar por el título de Liga hasta la última jornada y en el que llegaron a semifinales de Champions League cuando nadie los esperaba; todo eso quedó en nada al acabar el curso sin un trofeo en las vitrinas. Las excusas pueden aparecer, algunas tendrán mucho sentido, pero eso no quita que la campaña haya sido mala; por eso no hay duda que tanto Ancelotti como Florentino Pérez saben que los cambios deben llegar para que no ocurra otra vez lo mismo. Ante eso, el italiano ya tendría varios futbolistas a la vista; pero hay uno que quiere tener en su defensa sea como sea y ya se lo habría hecho saber al mandatario blanco. Ese no es otro que Cristian Romero.

Ancelotti quiere potenciar la zaga

A pesar de que ahora mismo el puesto de central está más que cubierto, pues tras la llegada del polivalente David Alaba, hasta cinco jugadores que están ahora en la plantilla pueden jugar esa posición; eso sin contar con el regreso del cedido Jesús Vallejo, que viene del Granada, y las posibilidades que tiene Víctor Chust de subir al primer equipo. Sin embargo, un dilema importante surge debido a que tanto Sergio Ramos como Raphael Varane están en las puertas de salida. Ancelotti quisiera contar con los dos, pero el primero no termina de resolver el tema de su renovación y el segundo medita salir del club en busca de nuevos desafíos tras haber ganado todo con el Madrid. Con ese panorama de dos centrales menos se le suma el hecho de que el entrenador italiano no cuenta con Vallejo y a Chust se le ve muy inexperto.

Con Jesús Vallejo listo para ser traspasado y el canterano pendiente de una cesión, Ancelotti le habría pedido a Florentino Pérez no descuidar la posición de centra, pues si se producen todas esas salidas solo quedarían Alaba, Militao y Nacho. Por ese motivo el estratega merengue se habría fijado en un Cristian Romero al que le sigue la pista desde que estaba en el Everton y su llegada el Real Madrid no ha disminuido su interés en lo más mínimo. El argentino se lució esta campaña con el Atalanta, tanto que lo eligieron como mejor defensor de la Serie A; por eso la Juventus, quien es dueña de su ficha, se frota las manos al ver que los blancos quieren reforzar la zaga con su jugador y este les ayudaría a sacar un buen dinero ahora que les hace mucha falta.

Un central con mucha proyección

Desde hace tiempo que el Madrid se manejarían informes de Cristian Romero; pero ha sido la llegada de Ancelotti la que ha reactivado ese interés, algo que aumentaría si la posición de central se queda floja con tantas salidas. Y es que hasta su fichaje encaja, pues Allegri no cuenta con él al tener buenos hombres en defensa; aunque no piensa dejarlo salir a cualquier precio, pues sacarlo del Genova le costó 25 millones de euros y la Juventus pretende sacarle el doble. De esa forma podrán paliar un poco sus problemas económicos; no obstante, luce complicado que el Madrid u otro club pague esa cantidad, aunque sus características si que lo valen. Tiene inteligencia, mucha madurez y lidereazgo, buen físico, además de un tremendo sentido para anticiparse a las jugadas del rival. Pese no ser muy especial en algo en específico su calidad lo hace sobresalir.

Ese sentido del posicionamiento y la intuición para cerrar espacios y proteger a sus compañeros son los que lo hace brillar y por lo que el Atalanta quedó encantado con él; además de que el campeonato italiano lo eligió como su mejor defensor. Ancelotti sabe que su defensa quedará muy expuesta si de un solo golpe salen Sergio Ramos y Varane; y aunque llegó Alaba, Militao haya crecido y Nacho siempre cumpla, si que hará falta un nuevo central de garantías para que cubra la posición. Además de eso está el hecho de que tiene 23 años y encaja perfectamente con la política de fichajes jóvenes de Flornetino Pérez. El problema estaría en su precio, pero si la Juventus está dispuesta a negociar, el mandatario blanco trataría de cumplir ese deseo que tiene el técnico italiano, según algunos medios. El tiempo dirá, aunque el argentino ya está en la agenda.